Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

De acuerdo con un estudio sectorial de la Contraloría General de la República a cargo de la Delegada para el Sector Agropecuario, la producción de carne bovina afronta una grave crisis, particularmente en zonas como la región Caribe.

Las razones de la situación son las exportaciones de ganado para engorde, los fenómenos climáticos y el creciente contrabando de ganado desde Venezuela. Esto se evidencia en la reducción de la disponibilidad de ganado en pie en los estados de ciclo productivo, que significa un aumento de los precios de este tipo de ganado.

El estudio analizó la política del Gobierno para el sector ganadero entre 2010 y 2017. Durante ese tiempo la actividad no tuvo avances, por el contrario está ante una de las peores crisis por el estancamiento de carne bovina, el escaso dinamismo de las exportaciones de productos cárnicos y la forma como pierde participación en la economía nacional. Por ejemplo, desde 2006 se estancó el consumo promedio nacional de 18 kilogramos/persona de carne bovina, mientras que la demanda de carne de cerdo pasó de 3,3 Kg en 2005 a 9,4 Kg en 2017 y la de pollo con un máximo de 32 Kg.

El país se había puesto la meta de exportar US$445 millones de productos cárnicos para 2018, pero la realidad es que para 2017 solo se vendieron US$116 millones, lo que equivale a 26% de lo esperado.

En últimas, la ganadería bovina pierde participación en la economía nacional, pues el crecimiento promedio entre 2010 y 2017 fue solo de 0,5%, incluso entre 2016 y 2017, el periodo acumuló un crecimiento negativo de 9,1%.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.