Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Nuevamente los departamentos de Nariño y Cauca se encuentran en una crisis por cuenta del cierre de la vía Panamericana. El pasado 9 de enero se produjo el cierre de la carretera a la altura del kilómetro 75 entre Mojarras-Pasto, luego de que hubo un derrumbe en el municipio de Rosas (Cauca).

Los gremios han expresado su preocupación ante el desabastecimiento de los productos que transitan por este corredor vial, si bien del derrumbe hacia el norte no presenta inconvenientes al haber paso por la Panamericana, hacia el sur se encuentra bloqueado el Valle del Patía, una zona de vital importancia para el Cauca por su producción de ganado de carne.

Henry Alberto Cárdenas, presidente de la Federación de Empresarios del Transporte de Carga (Fedetranscarga), dijo que hay más de 20.000 toneladas represadas entre lado y lado del derrumbe, y que existe una preocupación en especial por los perecederos.

Según estimaciones de Fedetranscarga, hay 1.000 vehículos atrapados entre los departamentos de Cauca y Nariño, luego del deslizamiento en el km 75.

En este corredor vial los productos del agro más transportados son el maíz, azúcar, aceite de soya, leche y papa. Pero también se movilizan otras mercancías como cementos, etanol, gasolina/acpm, gasoleo, oxígeno, entre otros.

El sector ganadero es uno de los más preocupados, principalmente, porque hay cerca de 24.000 productores de leche en Nariño y 19.000 en Cauca, que pueden enfrentar una crisis económica por el cierre.

Según Fedegan, Nariño es una de las cuencas lecheras del país, ya que cuenta con una producción de 360.000 litros que pueden perderse ante la imposibilidad de movilizar la carga hacia el interior. “Las vías alternas que están siendo habilitadas para la circulación de vehículos no permite el paso de carga pesada que es en la que se transporta la leche”, explicó José Félix Lafaurie, presidente ejecutivo del gremio.

José Luis Bernal, director ejecutivo de la Sociedad de Agricultores y Ganaderos de Nariño (Sagan), aseguró que los productores “temen que se represen los envíos y esto ocasione que las grandes empresas bajen los cupos de compra de leche, generando así una sobreoferta de la producción”.

¿Qué acciones se están tomando para contrarrestar el efecto? De momento, según Cárdenas, la solución más cercana es ingresar carga a través de Tumaco. “Ya en este momento se están cargando unos carros con alimentos en Buenaventura en barcazas de 360 toneladas, así que empezará a moverse esa barcaza y esperar que nos lleguen más para hacer el traslado”.

LOS CONTRASTES

  • Henry Alberto Cárdenas Presidente de Fedetranscarga

    “En Nariño ya hay desabastecimiento, hay mucha escasez y, al no poder sacar los alimentos que se traen de allá, los del interior del país también tienen alzas”.

  • José Félix Lafaurie Presidente ejecutivo de Fedegan

    “Las vías alternas que están siendo habilitadas para la circulación de vehículos no permiten el paso de carga pesada, que es en la que se transporta la leche”.

El dirigente gremial también aseguró que, desde ayer, se están haciendo unas pruebas donde se descargan camiones en Puerto Asís para hacer transbordos en carros más pequeños y meterlos por el conocido “cruce de la muerte”.

“En Nariño ya hay desabastecimiento, hay mucha escasez y, al no poder sacar los alimentos que se traen de allá, los del interior del país también suben”, agregó Cárdenas.

Cabe recordar que esto también encareció los fletes. Según cifras del gremio, subieron entre $3,5 y 4,5 millones en vehículos rígidos de dos ejes.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.