Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

A pesar de que Colombia es el primer país del mundo en biodiversidad de frutas por kilómetro cuadrado, con más de 400 especies nativas, el país no cuenta con producción nacional de kiwi.

Sin embargo, pese a esto la demanda de los colombianos por esta fruta ha crecido de manera sostenida, razón por la cual Francia, uno de los productores de kiwi más destacados a nivel mundial, puso sus ojos en Colombia con el fin de aumentar su participación en la venta de kiwi en el mercado nacional, gracias a una alianza entre la Unión Europea y la Asociación Interprofesional de Frutas y Hortalizas Francesas (Interfel).

Aunque esta fruta de origen chino se masificó en el país galo durante los ochenta, y por tanto se trata de un cultivo relativamente nuevo, el kiwi es hoy en día una de las frutas más consumidas en Francia, con una producción de más de 50.000 toneladas según la Oficina francesa interprofesional de kiwi (BIK).

Francia tiene un potencial agrícola tan importante que más de la mitad de la superficie de su territorio está destinada a estas actividades, y es el cuarto productor de frutas en Europa, después de España, Italia y Polonia, con una producción de aproximadamente 7,8 millones de toneladas. Entre estas, el kiwi que tiene un lugar preponderante, en la medida que ocupa el quinto lugar en el reparto de exportaciones francesas de frutas y verduras frescas, detrás de las mundialmente reconocidas manzanas, los albaricoques, los melones y los melocotones y nectarinas.

El kiwi francés, por lo demás, es cosechado a mano entre los meses de octubre y diciembre, justo antes de alcanzar la madurez, con el propósito de que este llegue al punto ideal de consumo antes de ser comercializado.

Vale destacar que, esta fruta tiene una demanda cada vez más grande en Colombia, no solo por los beneficios que aporta a quienes lo consumen, por su alto contenido de vitaminas C y B9, sino también por la versatilidad de su sabor, al poder prepararse tanto en recetas dulces y saladas, como en ensaladas, postres o jugos verdes. La facilidad que presenta a la hora de comerlo, en cuanto no es necesario pelarlo y basta una cuchara para comerse la fruta sola, es otro de sus atractivos.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.