Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Este escenario, lo viven hoy las más de 550.000 familias cafeteras, que han tenido este año alineadas dos variables -esquivas por años- y que son fundamentales para mover el renglón: una producción en crecimiento y buenos precios.

Esa combinación se verá reflejada en pleno en la economía colombiana este año, que de hecho empezó a hacerse notar en 2013, aún cuando fue una vigencia de bajos precios internos. Las cifras muestran, en efecto, que el café vuelve a ser un protagonista de la economía del país.

En 2013 el sector agropecuario creció 5,2%, según las cifras del Dane y fue el tercer renglón de mejor comportamiento, superado por la construcción y servicios. Se movió, fundamentalmente, por el aumento de la producción de café que, según la Federación Nacional de Cafeteros, subió en 2013 40%, frente a 2012.

Hay que tener en cuenta que el sector venía de cuatro años consecutivos de pobres producciones.

El aumento de la cosecha se reflejó en un crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) del café de 22,3%, lo que contribuyó con 40% del aumento de todo el sector agropecuario. Con este crecimiento, el PIB del grano recobró una participación de 17,3% dentro del producto del sector agrícola y 10% del total agropecuario.

En 2013, el valor de la cosecha ascendió a $3,3 billones, cifra que es 1% inferior al dato registrado en 2012. Esto es explicado por la caída en el precio externo del café.

Sin embargo, el subsidio conocido como PIC (Protección al Ingreso Cafetero), que entregó el Gobierno Nacional por un monto de $1 billón, elevó el valor de la cosecha a $4,3 billones, 30% más que en 2012.

“Según el Banco de la República, el efecto multiplicador de un incremento de 10% en el ingreso cafetero es de 43 puntos básicos sobre el PIB colombiano. Como contraste, la misma fuente indica que ese incremento en el sector petrolero apenas impacta 4 puntos básicos del PIB”, señala el gerente de la Fedecafé, Luis Genaro Muñoz.

Este año el panorama para el renglón, pinta mucho mejor que en 2013. “El sector está recogiendo los frutos de un grandísimo esfuerzo por renovar, incrementar la productividad y blindarse contra la variabilidad climática. La renovación de cerca de 3.000 millones de árboles ha implicado tener plantaciones jóvenes y productivas para miles de cafeteros que están produciendo más y recibiendo mejores ingresos”, señala.

La buena producción y la recuperación de los precios internacionales del café, gracias a una sequía que afectó la principal zona productora de Brasil, generaron un incremento en el valor de la cosecha de 23% en los primeros cuatro meses del año.

Pero aún con este panorama, ni Muñoz, ni ningún cafetero se atreve siquiera a pensar en la palabra bonanza. “Para haber bonanza debe coincidir un año de muy buena producción, y sólo llevamos 4 meses, y precios al alza y estables en por lo menos un año consecutivo”, dice el presidente del Comité de Cafeteros de Caldas, Marcelo Salazar.

Colcafé la de mayores ingresos en el ranking
Entre las 100 empresas con mayores ingresos del sector agropecuario, reportadas por la Superintendencia de Sociedades al cierre de 2013, hay 22 empresas vinculadas al renglón cafetero, que juntas totalizaron ventas por cerca de $5 billones. El ranking lo lidera Colcafé al reportar ingresos operacionales por un poco más de $607.000 millones. En el ‘top’ de las 100 hay cooperativas de cafeteros, exportadores privados y procesadores.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.