Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Truvalu, empresa de aceleración e inversión holandesa, se alió con Lab Innovación pymes agroindustriales, organización colombiana que desarrolla modelos de ‘ecosystem building’ dentro de esos sectores. Estas dos compañías se trazaron la meta de acelerar los proyectos e invertir este año en más seis pymes de impacto positivo, con un capital de US$1,6 millones.

Este proyecto nació con la necesidad de apoyar al sector agrícola, un sector con gran potencial desperdiciado. Andrés Jiménez, director general de Truvalu para Latinoamérica, explica que su modelo de negocio se divide en dos puntos: ser coinversionistas y coemprendedores a largo plazo para este tipo de pymes. Y resalta el hecho de que lo que hacen es una inversión inteligente, en donde, no solo se aporta capital, sino que también buscan apoyar con experiencia en el desarrollo de las capacidades de las empresas.

“No dejamos de tener en nuestro ADN una esencia de impacto social a la hora de identificar y tomar la decisión de invertir en una empresa o no. Somos inversionistas de impacto, que también hacen procesos de aceleración como un medio para llegar a las pymes que requieren del capital para hacer crecer su modelo de negocio en el sector”, señaló Jiménez.

Estos proyectos van direccionados al Pacto Mundial de las Naciones Unidas, el cual define las inversiones de impacto como “la colocación de capital en empresas sociales y otras estructuras con la intención de crear beneficios sociales y medioambientales más allá del rendimiento financiero”.

Entre los objetivos de Lab Innovación está encontrar la manera de dinamizar las cadenas agroalimentarias y de economía circular, justas e inclusivas a través de un modelo que les permite crecer y tener un negocio sostenible, y con el que ha apoyado a más de 50 Pymes y cerca de 75 organizaciones de pequeños productores rurales y recicladores.

Santiago Gómez, CEO de esta organización, asegura que esta alianza les permitió poder avanzar en el fortalecimiento del agro latinoamericano y las cadenas agroproductivas. “Además, la unión con un fondo europeo que tiene posición en diferentes continentes, nos ha permitido ampliar la visión y tener un ‘mindset’ más global”.

“Dentro de esta alianza, ellos son los inversionistas y nosotros ponemos la construcción de la estrategia, el mejoramiento de los costos de producción, la implementación de sistemas de medición de indicadores financieros para toma de decisiones, el desarrollo de nuevos canales de comercialización dentro y fuera de Colombia, entre muchas otras disciplinas”, agregó Gómez.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.