Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Como conmemoración al día mundial de la leche, Jeffrey Fajardo, presidente de Asoleche, hizo un balance del sector y reiteró las preocupaciones por el TLC con Nueva Zelanda.

¿Cuál es la importancia del sector lechero?

Este es un sector que no está en el top of mind de los colombianos, pero somos el principal aportante al PIB agropecuario, aportamos cerca de 25% del PIB del agro y participamos con 1,23% del PIB total del país, eso supera en el doble el tamaño del PIB cafetero.

¿Cómo va la producción?

Nos situamos en 9,5 millones de litros diarios, se muestra una tendencia creciente en la producción. El país viene creciendo y definitivamente necesitamos una campaña de promoción al consumo, para que no se vivan ‘enlechadas’ y llevar los excedentes al consumo y ser capaces de exportar.

¿Cómo es la informalidad?

Cerca de 42% de la leche que se produce se vende a través de canales informales. Esta leche no tiene empresas constituidas y esa leche de canales informales se vende muy por debajo de los precios regulados y se ponen productos más baratos.

¿Por qué no crece el mercado interno?

Varias razones. La informalidad nos genera una incapacidad para saber qué pasa con el consumo. Además, cuando está regulado, una sobreproducción no se traduce en caída de precios y en ese sentido el consumo responde de forma completamente inelástica.

¿Cómo van los nuevos TLC?

Nosotros tenemos una posición de exclusión absoluta. La pregunta que hemos hecho es ¿qué es lo que vamos a ganar?, es imposible sustentar que Colombia tenga una posibilidad real en esos mercados.

¿Cómo van las negociaciones con Nueva Zelanda?

Los procesos de negociación se toman entre dos y tres años, lo que indica que en el desarrollo de esta negociación vamos 20% negociado, y a ese 80% se le va a meter acelerador, esa es la preocupación, que los sectores tengamos que aceptar algo distinto a la exclusión.

¿Qué riesgos hay?

Nueva Zelanda exporta 22.000 millones de litros, cuatro veces la producción local. Nos preocupa que el consumidor privilegie los productos de calidad, que no consuma quesos o leches que no sabe de dónde vienen. Eso es una condición de conciencia del consumidor.

¿Cómo enfrentar los bajos precios de los discounter?

Ahí están todas las marcas, es un fenómeno que no toca a la industria láctea, sino a todos los productores. Se venden en precios por debajo de lo normal, porque tratan de salir de la leche, siempre y cuando el consumidor destaque las marcas conocidas y buenos productos.

¿Cuál es su solicitud?

Nuestra esperanza es que se atienda el clamor del sector y se deje esta discusión al próximo presidente y que con un nuevo ministro de Agricultura y Comercio, se nos atienda.

¿Qué les dice el gobierno?

Tenemos el apoyo de MinAgricultura, porque sabe que la posibilidad de acceso a esos mercados es nula.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.