Durante este Gobierno que termina varios productos se abrieron paso en el mundo, gracias a las admisibilidades logradas y los mercados que decidieron permitir el ingreso de alimentos nacionales.

Uno de ellos son los cítricos, que ya completa 14 mercados abiertos contando Estados Unidos, que desde febrero de este año reabrió el acceso, particularmente, para los cítricos dulces, donde se encuentran frutas como la mandarina y la toronja; abriendo una oportunidad para los empresarios del sector.

De hecho, según el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane), solo entre enero y mayo de este año se han puesto en el exterior US$16,2 millones de otra clase de críticos, cifra superior en 95,1% frente a lo reportado en los primeros cinco meses de 2017, cuando se vendieron US$8,3 millones.

Justamente, el mayor crecimiento se ha visto en Estados Unidos, donde las exportaciones pasaron de US$1,7 millones hasta US$5,3 millones, de acuerdo con cifras recolectadas por Procolombia, lo que demuestra que para los empresarios la apertura ahora del segmento de “críticos dulces” es una oportunidad.

Es el caso de Wolf & Wolf Latinoamérica, exportadora de frutas que ha aprovechado la apertura de mercados en el norte y Centroamérica, su gerente, Fernando Bernal, explicó que “Colombia puede ser una buena fuente para el mercado Estados Unidos, con esta apertura vigente desde febrero de este año”.

Esto, no solo por las condiciones climáticas, sino “porque tenemos puertos en el Caribe, que sirven para la costa este y oeste, por lo que en tiempos de tránsito bien distribuidos estamos entre cuatro y seis días a cualquier puerto de la costa este y ocho días de la costa oeste, lo que nos permite entregar productos frescos de excelente calidad”.

La importancia de lograr poner productos colombianos en este destino consiste en el tamaño del mercado, en el que se espera tener las primeras exportaciones en 2019 con esta nueva admisibilidad para cítricos dulces (naranja dulce, toronja, mandarina), pues el proceso de certificación toma cerca de un año.

LOS CONTRASTES

  • Felipe JaramilloPresidente de Procolombia

    “Dada la diversidad de frutas por los pisos térmicos y regiones, es necesario revisar cuál es la que más se adapta a Estados Unidos”.

Álvaro Palacio, presidente de Asohofrucol, destacó que “se están mejorando las condiciones de los cultivos para cumplir con los requisitos fitosanitarios que se piden”. Esto tendría un impacto en la producción nacional y, en particular, en el Eje Cafetero y Antioquia.

Por ahora, para este tipo de productos existen, según las cuentas de Bernal, “seis fincas certificadas por el ICA con el monitoreo de la mosca y dentro de esto hay unas cinco o seis empacadoras autorizadas para enviar cítricos en el mundo.

Pero esto no es todo. En este momento hay 17 cultivos con interés por cumplir con el plan de trabajo que se impuso para los productores de estas frutas dulces, que suman un área total de 1.226 hectáreas, de un total cultivado de cítricos cercano a las 97.000 hectáreas.

De acuerdo con Asohofrucol, los cultivos de cítricos tienen una tasa de crecimiento de 5,8% anual y suma una participación de 10% sobre los cultivos de frutas y hortalizas.

La llegada potencial de los frutos cítricos dulces a Estados Unidos es un avance en la accesibilidad de los productos colombianos, como ha dicho Javier Díaz, presidente de Analdex, quien cree que “son hechos que se van consolidando con la apertura de los mercados y que traerán una mayor diversificación a las exportaciones”.

Felipe Jaramillo, presidente de Procolombia, explicó que para impulsar este mercado, se viene trabajando en una cartilla para los empresarios “sobre cuáles son las condiciones de admisibilidad con el fin de que las empresas puedan exportar cumpliendo el protocolo sanitario”. Según la entidad, el EE.UU. importa al año US$472 millones en cítricos dulces.