Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

El océano podría proporcionar unas seis veces más alimentos de lo que lo hace ahora con una mejor gestión y más innovación tecnológica, dijeron científicos el martes, agregando que un impulso al cultivo de bivalvos como mejillones y almejas podría ser especialmente beneficioso.

Estimaron que los océanos podrían proporcionar más de dos tercios de la proteína animal que los expertos en alimentos de la ONU predicen que será necesaria para alimentar al mundo en el futuro. Actualmente, el pescado representa aproximadamente una quinta parte de la proteína animal que consumen los humanos.

El cultivo de alimentos del océano suele tener un impacto menor en el clima que la agricultura terrestre, y no tiene las mismas limitaciones de tierra y agua, sostuvieron los científicos.

Los alimentos de los mares también son altamente nutritivos, contienen vitaminas, minerales y ácidos grasos esenciales, dijeron en un informe que se publicará el martes en un simposio sobre pesca organizado por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación en Roma.

"El océano tiene un gran potencial sin explotar para ayudar a alimentar al mundo en las próximas décadas, y este recurso puede cumplirse con una huella ambiental más baja que muchas otras fuentes alimenticias", dijo el autor principal, Christopher Costello.

"Si realizamos cambios rápidos y de gran alcance en la forma en que gestionamos las industrias basadas en el océano, al tiempo que fomentamos la salud de sus ecosistemas, podemos reforzar nuestra seguridad alimentaria a largo plazo y el sustento de millones de personas", agregó.

El informe se publica en un momento de creciente preocupación por la sobrepesca, causada por una combinación de factores que incluyen la pesca ilegal, los subsidios a la actividad pesquera, el uso de artes de captura incorrectos y la degradación ambiental que está dañando los viveros.

Según los científicos, si se implementan reformas la industria pesquera podría aumentar las capturas en un 20% comparado con la actualidad, y hasta un 40% en comparación con las capturas futuras proyectadas.

No obstante, sugirieron que las mayores ganancias potenciales radican en la expansión del cultivo de bivalvos como mejillones, vieiras y almejas, que se alimentan de materia orgánica en su entorno.

Esto también podría ayudar a mejorar la calidad del agua y crear hábitats para la pesca silvestre.

Los científicos también pidieron más investigación sobre el potencial de las algas marinas como fuente de alimento, especialmente como un reemplazo para los ingredientes a base de pescado en la alimentación animal.

Los estudios sugieren que ciertas algas marinas pueden reducir las emisiones de metano del ganado, que contribuyen significativamente a las emisiones de gases de efecto invernadero.

El informe ha sido producido para una iniciativa encabezada por 14 jefes de gobierno llamada Panel de Alto Nivel para una Economía Oceánica Sostenible, que tiene como objetivo colocar al océano en lo más alto de las agendas mundiales.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.