Los ministros de Agricultura de los países integrantes del G20 dijeron estar preocupados por el creciente uso de medidas proteccionistas incompatibles con las reglas de la Organización Mundial del Comercio (OMC), según un comunicado publicado el sábado.

Los ministros de países como Estados Unidos y China, reunidos en Buenos Aires para la reunión del G20 correspondiente a ese sector, reafirmaron además en un comunicado conjunto su compromiso para abstenerse de adoptar obstáculos innecesarios al comercio internacional, al tiempo que ratificaron sus derechos y obligaciones bajo los acuerdos de la OMC.

El encuentro se realizó en medio de crecientes tensiones comerciales que han sacudido los mercados agrícolas.

China y otros importantes socios comerciales de Estados Unidos han impuesto aranceles a los productores estadounidenses en represalia por las tarifas impuestas por la administración de Donald Trump a los bienes chinos, así como también al acero y al aluminio de la Unión Europea, Canadá y México.

Los ministros no especificaron a qué medidas hacían referencia en el comunicado.

“Al reconocer el papel significativo de la OMC, acordamos continuar con el proceso de reforma de las reglas comerciales del sector agrícola de conformidad con el mandato correspondiente”, dijeron los ministros del G20, que en conjunto representan el 60 por ciento de las tierras agrícolas mundiales y el 80 por ciento de los alimentos y commodities agrícolas.

La semana pasada, el Gobierno de Trump dijo que entregará hasta 12.000 millones de dólares en ayuda a agricultores de Estados Unidos para ayudarlos a enfrentar la disputa comercial. [nL1N1UK1GY]

El miércoles, Trump alcanzó un sorpresivo acuerdo con Jean-Claude Juncker, el jefe de la comisión europea, que congeló el riesgo de una inminente guerra comercial entre Washington y Bruselas.

Tras el encuentro, el presidente de Estados Unidos aseguró a periodistas que la Unión Europea comenzaría, de manera casi inmediata, a importar un volumen mucho mayor de soja del país norteamericano.

La ministra de Agricultura de Alemania, Julia Klöckner, dijo el sábado a Reuters que no sabe si la UE incrementará sus compras de soja.