Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

El insecto que se ha convertido en el “terror” de los cultivadores frutícolas coloca los huevos en el fruto, luego la larva se desarrolla dentro y produce cambios bioquímicos que hacen que el fruto se caiga prematuramente o que termine gusaneado.

Las frutas tienen un potencial enorme, pero esta plaga está afectando el comercio internacional porque impide la exportación. En el caso de Colombia muchas frutas no pueden ser enviadas a Estados Unidos, por la presencia de la mosca del Mediterráneo (Ceratitis capitata), y algunas especies de Anastrepha. También hay pérdidas en el mercado nacional.

“El Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) está enfocado en abrir esos mercados y exportar, pero es un esfuerzo comunitario”, explicó Emilio Arévalo, director técnico de Epidemiología Vigilancia Fitosanitaria del ICA.

Con la denominación de mosca de la fruta en el ámbito internacional se hace referencia a moscas de la familia Tephritidae, que afectan la fruticultura. Los géneros son: Anastrepha, Ceratitis, Bactrocera, Dacus y Rhagoletis.

Atacan más de una especie de frutal. Colombia, que no tiene áreas libres sino de baja prevalencia, tiene especies dentro del género Anastrepha, ya hay más de 30 oficialmente reconocidas, cinco de ellas cuarentenarias. Pueden estar en frutas como mango, ciruela, guayaba, entre otros frutos. En las medidas preventivas se parte de un principio básico, no dejar entrar más moscas al país. Luego se tienen en cuenta medidas culturales, de manejo y monitoreo, que aseguran entre 70% y 80% el control de la mosca,como vigilar la mosca a través del tiempo usando trampas basadas en el principio biológico de la proteína y un atrayente sexual, para empezar a tomar las acciones pertinentes. También se debe recolectar la fruta caída en el suelo, para enterrarla o embolsarla, evitando así el desarrollo de la mosca; nunca dejar los frutos maduros en el árbol para que la próxima producción no esté infectada, y no dejar árboles abandonados.

Hay otras prácticas, en caso de una población muy alta, como el control químico, en parches, de un cebo, con atrayente alimenticio más veneno que la va a aniquilar, como Success GF-120, un cebo líquido concentrado de carácter biológo. Al ser plagas móviles es importante que los vecinos también la controlen para evitar reinfestaciones. Para esto es mejor un manejo integrado en áreas amplias.

Tenga en cuenta a la hora de cultivar frutas

Como productor debe decidir si se va a dedicar a un producto de mercado nacional o internacional, y luego de definir la fruta a producir, mirar el mercado que tiene, a quién vender, precio y rentabilidad, así como los limitantes de ese cultivo y las exigencias fitosanitarias, para desde la planeación de la siembra, empezar a tomar todas las medidas de prevención, no sólo en el propio predio, sino en áreas colindantes. Recuerde que un cultivo abandonado es foco de plagas, y puede infestar a otros productores.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.