Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

En los últimos meses se ha acrecentado el debate del cultivo de especies prohibidas en el país como el pez basa, también conocido como panga o pangasius. En departamentos como Caquetá y Huila la Policía Nacional ha incautado criaderos de esta especie por el daño ambiental que ejerce en el ecosistema y su afectación a las endémicas.

Desde la posición de los productores, el basa significa una posibilidad de obtener una mejor rentabilidad. Esto, ante el encarecimiento de los concentrados para la alimentación en el sector, ya que, según la Sociedad de Agricultores Colombianos (SAC), el costo de los concentrados para la piscicultura aumentó 32% durante 2022. Existen entonces dos contrapartes que han acrecentado el debate en el país.

En 2021, desde la Autoridad Nacional de Acuicultura y Pesca (Aunap) se generó una investigación sobre la especie. Sin embargo, su cultivo en el país sigue siendo prohibido. Desde la Federación Colombiana de Acuicultores (Fedeacua), se considera que domesticar el basa puede ayudar a la seguridad alimentaria y reducir la informalidad.

Empezando desde la postura ambiental, para entender por qué se llega a prohibir el cultivo de un pez, se debe hacer la aclaración entre los conceptos de especie invasora, especie trasplantada y especie exótica. Carlos A. Lasso Alcalá, doctor en ciencias biológicas e investigador senior del Instituto Humboldt hizo una distinción entre estos términos.

El experto explicó que, en Colombia, existe una clasificación para especies introducidas, que incluye a las exóticas y trasplantadas. “Las exóticas son las que llegaron a Colombia y que provienen de otro país o de otro continente”, dijo.

En cambio, las trasplantadas son llevadas de una cuenca hidrográfica a otra dentro del mismo país. Por ejemplo, la trucha y la tilapia son especies exóticas. En cambio, el pirarucú, que proviene de la cuenca del Amazonas y es introducido en el Orinoco, es una especie trasplantada. Teniendo eso en cuenta, hay que aclarar que no toda especie introducida es necesariamente una especie invasora; para que se considere como tal debe tener una población importante y haber evidencia de que está desplazando de su hábitat a las especies nativas.

“Cuando una especie introducida,que se desarrolla en el medio ambiente natural, llega a reproducirse, mantiene una población estable y, luego se dispersa a lo largo de una cuenca hidrográfica y desplaza a las especies nativas; entonces sí se considera una especie invasora”, dijo.

Por eso, desde el ámbito biológico se necesitan estudios a largo plazo para catalogar una especie como invasora. Según Parques Nacionales, en el país hay algunas de consideración, como el pez león, la trucha, tilapia negra, tilapia nilótica, entre otras que ya tienen en cuenta las autoridades.

Es interesante resaltar casos como el de la trucha común, que a pesar de ser considerada como invasora desde el punto de vista biológico, fue domesticada en 2015 y hoy es uno de los principales productos de exportación para el sector después de la tilapia, la cual también pasó por ese proceso en ese año según el Decreto 1780 de los Ministerios de Agricultura, Ambiente y Desarrollo Sostenible, y Comercio, Industria y Turismo.

Por medio de este documento, dos especies que desde la biología son introducidas e invasoras, ahora serían consideradas como domesticadas y no nocivas para el país. Es sobre este mismo decreto que se quiere formalizar la producción de basa, la cual está mostrando una rentabilidad clara para el sector.

Según César Pinzón, presidente de Fedeacua, “para producir 1 kilo de tilapia se necesitan $10.000, en cambio, para 1 kilo de pez basa cuesta aproximadamente $4.125”. Pese a su prohibición, está siendo altamente producido, en 2022 se llegó a un nivel de 15.000 toneladas a en el país.

“Al ritmo que vamos, el basa va a alcanzar la producción de trucha, porque se está masificando su cultivo”, indicó. Por esto, para el gremio es importante discutir la domesticación de esta especie, pues aseguran que se impactaría de mayor manera el medio ambiente si se sigue cultivando de manera irregular.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.