Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

El arawana azul es un pez que hace parte de la subfamilia Osteoglossinae. Esta especie pertenece a los también conocidos como pez dragón, entre los que están el pez dragón rojo, pez dragón dorado, pez dragón dorado de cola roja, pez dragón verde, etc. Algunos ejemplares juveniles de este tipo, de 15 a 20 cm de longitud, pueden alcanzar precios unitarios superiores a los US $5.000.

En el caso de el arawana azul, este tiene un precio 10 veces mayor que la arawana plateada. Es considerado como amuleto de la buena suerte, y apetecido en los países asiáticos, ya que simboliza protección, abundancia y sabiduría. Un ejemplar de entre 20 y 26 centímetros producido en el país puede valer entre $150.000 y $200.000.

Pese a su alta valorización, en Colombia su comercialización es prohibida, pues la especie pertenece a la "Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres" (Cites).

En el país, la arawana azul se encuentra en sectores de los ríos Bita y Tomo en la Orinoquía y en algunos sectores del río Negro, en la región amazónica brasilera. En condiciones naturales puede llegar a medir 90 centímetros de longitud. Los ejemplares de la región suramericana podrían considerarse como especies sustitutas de la arawana asiática, estas ofrecen alternativas para que los aficionados de ese continente de medianos y bajos ingresos, puedan acceder a una variedad de pez dragón.

Aunque en Colombia la comercialización está prohibida, esta se realiza en ocasiones de manera ilegal. Otras instituciones como la Asociación de Acuicultores de Caquetá (Acuica) realizan procesos de investigación con la especie, pero teniendo en cuenta los protocolos de la Aunap.

"La arawana azul o negra, tiene prohibiciones en su comercialización. Está prohibido capturar estas especies en el medio natural. En este momento, en Colombia no hay permiso para poder cultivarlo. Lo que nosotros es hacemos es trabajar en procesos de investigación con la arawana azul, con los permisos de la Aunap", explicó Jorge Eduardo Franco Páez, director técnico de la organización. El experto dijo que han logrado capturar ejemplares jóvenes de esta especie, desde el medio natural y llevarlos a cautiverio, pero siguiendo los protocolos establecidos por las autoridades.

"Para conseguir la autorización se debe obtener un permiso de captura en el medio natural, llevarla a cautiverio y allí realizar el trabajo de investigación. Capturamos ejemplares pequeños para facilitar el transporte y la adaptación a un estado de confinamiento", indicó. En el laboratorio, comentó que empiezan a generar ciertas condiciones de domesticación como la adaptación a un alimento balanceado, y ciertos parámetros de temperatura e iluminación.

"Esta especie es depredadora natural, es decir, capturan animales para su propio crecimiento, se comen otro animal entero", aseveró. Por esto, Franzo Páez comentó que realizan un proceso para balancear su dieta, de esta manera se quiere proporcionar alimento vivo de manera gradual para que el animal se adapte a las condiciones de cautiverio o granja. En la asociación se está trabajando para lograr una reproducción permanente de la especie.

Respecto a la valorización que tiene en el mercado, el experto aseguró que se debe a la poca oferta que existe de esta especie. A diferencia de la arawana plateada, cuyo cultivo si está permitido, la arawana azul alcanza un valor 10 veces mayor en el mercado. "Mientras un alevín de arawana plateada puede costar entre 80 centavos y US$1 , el de arawana azul puede costar hasta US$10", dijo.

Debido a la prohibición, no se existen estadísticas claras, miembros de la Asociación Colombiana de Exportadores de Peces Tropicales (Acolpeces), calculan que el número de ejemplares exportados anualmente puede oscilar entre 2.000 y 3.000 unidades.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.