Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Los tradicionales polímeros derivados del petróleo tendrían una alternativa biodegradable que se obtendría al agregarle ácido cítrico y proteína de suero de leche al almidón de achira, lo cual le da propiedades de durabilidad.

Este resultado lo alcanzó Liliana Ávila, magíster en Ingeniería de Materiales y Proceso de la Universidad Nacional durante una investigación en la que evaluó cómo contrarrestar la estructura cristalina que, en su estado nativo, le impide al almidón comportarse como plástico. Para Ávila “el almidón, que es la base de nuestro producto, es un polímero natural renovable y se adquiere fácilmente en nuestro país”.

La investigadora agregó que durante el proceso, para modificar el almidón y darle más durabilidad a las películas, se utilizó ácido cítrico, pues al ser biodegradables tienen mayor susceptibilidad a daño por microorganismos. También se adicionó proteína de lactosuero que permite, sin que resulte dañino, obtener un producto que puede ser usado para recubrimiento de alimentos o empaques. La proteína es un derivado natural que se obtiene de algunos desechos de la industria del queso.

El resultado del proceso fue una película flexible con apariencia similar al plástico tradicional. Todo esto se logró mediante un proceso llamado solvent casting en el que las moléculas que componen el almidón, al gelatinizarlo, se liberan e interactúan con el ácido cítrico y la proteína de lactosuero.

Gracias a la aplicación de los dos aditivos se mejoró la pearmeabilidad del material al vapor del agua y su estabilidad con el paso del tiempo mediante el cual se retrasa la retrogradación del almidón, esto comparado al uso de plastificantes como el gricerol para elaborar las películas. Ávila aseguró que “sin estos aditivos la durabilidad de este biopolímero ronda los tres meses, por efecto de la recristalización”.

Según información citada por la Nacional, acceder a la planta Canna indica L, con la que se hacen las achiras, es de fácil acceso en varios países y ha despertado el interés de investigadores que están buscando cómo desarrollar plásticos naturalmente degradables mediante nuevas fuentes.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.