Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Los cereales de Chicago ampliaron las pérdidas el jueves después de que el Departamento de Agricultura de Estados Unidos publicó datos más bajos de ventas de exportación de soja y maíz, y el trigo se vio presionado por la reanudación del flujo de grano ucraniano.

Los precios de los cereales también se vieron afectados por la caída del crudo, mientras los inversores vigilaban las condiciones meteorológicas para la siembra de primavera en Estados Unidos.

Las ventas semanales de exportación de soja de Estados Unidos en la actual campaña de comercialización cayeron 73% respecto de la semana anterior, mientras que las de maíz bajaron 41% respecto a la semana anterior, dijo el Usda.

"Las ventas de exportación fueron casi inexistentes", dijo Tom Fritz, socio de EFG Group en Chicago. "Brasil está dominando la escena mundial de las exportaciones y tiene suficientes frijoles para manejar el déficit de Argentina, por lo que nos enfrentamos a una falta de demanda en Estados Unidos".

El contrato de soja más activo en la Bolsa de Chicago (Cbot) perdía 0,83%, a US$14,94 el bushel, a las 1511 GMT.

El maíz perdía 1,14%, a US$6,2925 el bushel, y el trigo Wv1 cedía 0,83%, a US$6,87 el bushel.

Las inspecciones de los buques que transportan grano ucraniano desde los puertos del mar Negro se reanudaron el miércoles en virtud de un acuerdo mediado por la ONU, aunque Kiev enfrenta dificultades para asegurar una extensión del acuerdo con Moscú.

Un plan de la Unión Europea para permitir que los cereales ucranianos sigan siendo transportados a través de cinco países del este del bloque para su posterior exportación redujo el miércoles el riesgo de una interrupción de los envíos ucranianos a través de la UE.

Hungría, por su parte, pidió una ayuda "progresiva" de la UE para ayudar a transportar el grano ucraniano a través de los países centroeuropeos, cuyos agricultores tienen que competir con sus importaciones más baratas.

Las grandes exportaciones rusas y las perspectivas favorables para la cosecha rusa de este año también atenuaron la preocupación por la oferta.

Las previsiones meteorológicas que pronostican chubascos durante la próxima semana en algunos cinturones de trigo de invierno estadounidense afectados por la sequía frenaron aún más los precios.

La lluvia podría dificultar la siembra temprana de maíz y soja en Estados Unidos, pero aumentaría la humedad del suelo para el crecimiento posterior.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.