Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

El presidente Gustavo Petro, junto a la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés), firmaron esta semana la carta de intención sobre el pacto por la paz, la seguridad alimentaria y el derecho humano a la alimentación, en el marco de la cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (Celac), en Argentina.

Este acuerdo se realizó con el fin de impulsar el desarrollo económico y social, reducir la malnutrición, superar el hambre y garantizar el derecho humano a la alimentación en general, en lugares como Arauca, Boyacá, Cesar, Guainía, La Guajira, Norte de Santander y Vichada, zonas de frontera del territorio colombiano, principalmente en la frontera colombo-venezolana.

Con esta firma, el Gobierno y Qu Dongyu, director general de FAO, acordaron mantener la cooperación para progresar en la lucha contra el hambre y la pobreza. En este se establece que se deben generar sistemas alimentarios sostenibles, entablar sociedades, propicias e inclusivas, rurales y no solo sostener si no generar avances en la agricultura.

Este proceso fue impulsado por la Cancillería. A su vez, estimularán y estructurarán procesos de formación en producción, sostenibilidad, comercialización, educación ambiental, ordenación social de la tierra, gestión de riesgos, etc.

Promover la agricultura familiar, asegurar la tenencia de tierras, potencializar la comercialización, el crédito, la tecnología, entre otros aspectos, hacen parte del punto 1 este acuerdo, es decir, la reforma rural integral. Este punto fue designado a la FAO como acompañante internacional, lo cual le dará prioridad.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.