Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Por medio del proyecto ‘Utopía’, la Universidad de La Salle pretende primordialmente despertar y desarrollar en los estudiantes el espíritu emprendedor que les permita formular y llevar a cabo un proyecto de empresarización del campo.

La iniciativa busca vincular a la juventud rural afectada por la violencia a partir de becas y un capital de $10 millones a cada estudiante para la preparación de proyectos agroindustriales.

Según el rector de La Salle, Carlos Gómez, “la universidad fomenta alianzas con el sector privado y gubernamental para establecer programas de financiación de los proyectos y algún tipo de acompañamiento que garantice el exitoso regreso y establecimiento de nuestros egresados a sus zonas de origen, donde se convertirán en difusores de conocimiento y tecnologías entre sus comunidades, en generadores de riqueza por medio de sus empresas y proyectos productivos”.

Desde la unidad de Emprendimiento de la Universidad Nacional también se llevan a cabo actividades de motivación y sensibilización.

En esta asesoran proyectos y ayudan en la formulación del plan de negocios para que los estudiantes tengan ideas atractivas que les permitan una fácil obtención de financiación por parte de actores privados y así se generen empresas innovadoras. Para la unidad, “definitivamente la facultad de Ciencia Agrarias es una facultad emprendedora”.

También se trabaja en proyectos que tiene como fin el desarrollo científico con miras al crecimiento industrial agropecuario.

Otra iniciativa por parte de la educación pública, proviene del Sena, que actualmente es la institución con mayor oferta de programas agropecuarios y que cuenta con una entidad adscrita denominada Fondo Emprender, cuyo fin es la financiación empresarial de aprendices y asociaciones de practicantes, universitarios y profesionales.

Este fondo facilita un capital semilla con el que se han iniciado una serie de proyectos agroindustriales en donde “si estos son llevados de manera exitosa, el Sena está en la capacidad de condonar los recursos desembolsados”, explica Carlos Gamba, coordinador del Fondo Emprender.

El apremio de las instituciones a la creación de empresas no solo se da desde los programas y organismos alternos, las mayas curriculares de las carreras agropecuarias buscan inherentemente que los estudiantes sean emprendedores.

Asignaturas como gestión agroempresarial, ejecución de proyectos productivos, gestión en agroindustria y marketing, administración agropecuarias, entre otras, permiten entrever el emprendimiento agropecuario está en el ADN de las universidades e instituciones técnicas y tecnológicas del país.

Hay que fortalecer la empresa

Programas profesionales que impulsen el emprendimiento desde los pénsum académicos, permiten que los jóvenes logren afianzar sus conocimientos y fortalezas respecto a la creación de empresa. El fomento de redes de emprendimiento y competencias que evalúen y despierten el interés en los jóvenes promete un desarrollo agroindustrial a futuro. Así mismo, la puesta en marcha de negocios propios aumenta los niveles de empleo y reduce la desocupación en el campo.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.