Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

La lógica económica indicaría que si hay mucha demanda de un producto el valor del mismo tendería a subir. Sin embargo, esto no es lo que está pasando con el precio del café colombiano.

En bolsa de Alemania, en donde el precio del grano arábigo está mejor posicionado, pagaron en promedio 146,41 centavos de dólar por cada libra en octubre pasado, unos 42,8 centavos de dólar menos que lo que se vendía a comienzos de este año cuando el precio rondaba los 189,21 centavos de dólar.

Las cifras de la Organización Mundial de Café muestran como Colombia ha sido uno de los mayores exportadores del grano con 9,59 millones de sacos, después de Brasil y Vietnam.

Aunque el año pasado fue un año bueno en precios, hace más de cuatro años, a finales de marzo de 2011, tuvimos la cotización más alta del grano, en parte por la poca producción de Brasil en aquella época.

Este año, la demanda ha aumentado pero el precio sigue dependiendo de lo que pase con los productos provenientes de Brasil, en donde las cotizaciones son cada vez más fluctuantes.

Otro ejemplo de lo que está pasando lo podemos ver en la bolsa de New York, en donde el precio del café colombiano rondó en octubre los 140,28 centavos de dólar por libra. Mientras que en enero el valor del producto en esta bolsa alcanzaba los 182,32 centavos por dólar.

Una de las ventajas que tiene el café colombiano es su calidad que le da la posibilidad de una transacción más favorable que la del promedio de la región. No obstante, hay una amenaza inminente por los efectos que ya está dejando el Fenómeno de El Niño en Colombia, pues la falta de agua en los cultivos daña considerablemente la calidad del grano.

La información desalentadora prevé que para el próximo año los precios bajen aún más, cuando Brasil recupere parte de la producción que perdió en el 2014.