Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Aunque la celebración de San Valentín todavía no es muy fuerte en Colombia, sí representa una de las grandes oportunidades de negocio para la floricultura nacional. El sector espera que este año se logren ventas por US$1.500 millones.

Las flores colombianas son de las más apreciadas por quienes celebran la fecha. Además de EE.UU., países como Japón y Reino Unido están entre los grandes compradores. Las rosas, los claveles, los crisantemos, las astromelias, las hortensias y los lirios son las especies más exportadas.

Además de estas, hay otras cifras que deben ser resaltadas. Por ejemplo, la de las casi 150.000 personas que dependen del buen funcionamiento de las ventas de los tallos que se producen. Con esos puestos de trabajo, entre directos e indirectos, los ingresos de la exportación de flores están beneficiando a 500.000 personas. Esta cifra creció 28% en solo tres años, principalmente por la apertura de nuevos mercados para las referencias nacionales.

Sobre los departamentos que generan la mayor participación en la producción de flores, el Ministerio de Agricultura entregó un reporte que pone a Cundinamarca como el principal, con 175.094 toneladas, seguido por Antioquia, con 63.517 toneladas.

Dentro de los retos que tiene el sector está el seguir certificándose a nivel internacional para que su posicionamiento continúe en ascenso. La calidad del suelo y el clima tropical colombiano han hecho del país uno de los grandes exportadores de flores en el mundo. Colombia es el segundo exportador a nivel mundial en el negocio de los tallos (solo superado por Holanda), el primer vendedor de claveles, y se ubica como el principal proveedor de Estados Unidos.

En 15 días se conocerán los resultados de las ventas por el día de los enamorados, celebración en la que se espera que Colombia siga cautivando al mundo.