Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

A pesar de la importancia de San Valentín para el sector floricultor colombiano, atribuir sus cifras históricas a esta única celebración es quedarse corto y quizás apuntar a lo más evidente. Así como los otros productos del agro colombiano, que llegan a las costas del mundo, casi que todos los días del año, las flores han conquistado un número importante de mercados internacionales en la última década, incluyendo los asiáticos que -de acuerdo a los gremios- reportan ventas muy significativas.

Claro que San Valentín es importante, no se diga menos, pues en medio de esta celebración se exportan hasta 45.000 toneladas de flores colombianas a Estados Unidos, según indicó el presidente de Asocolflores, Augusto Solano. También, las exigencias para cumplir con la popular fiesta necesitaron de la creación de 20.000 puestos de trabajo adicionales, que se suman a los 200.000 colombianos que ya ocupa el sector.

Y es que el impacto emocional que generó el covid-19 en el mundo llevó a que las exportaciones de flores colombianas tuvieran como principal destino a Estados Unidos, con un crecimiento de las ventas de 16% el año pasado. De igual forma, Canadá, con un crecimiento de 50%, y los Países Bajos, con 59%, se han ido posicionando como grandes mercados para este producto colombiano, que en total reportó US$1.544 millones en ventas, 20% más que en 2020.

La gran representación de las flores en Encanto, el último éxito de Disney, incluso las llevaron a estaciones del metro en Japón, donde cautivaron a los transeúntes de ese país. Incluso, empresas como Aposentos, que exportan claveles, han llevado desde hace años este producto al continente asiático.

De acuerdo con Asocolflores, el próximo destino podría ser Emiratos Árabes Unidos, para el cual esperan que ese país abra un corredor directamente desde territorio colombiano. Para este año, las expectativas del sector siguen al alza.