Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Cuando se pregunta a los agricultores, ganaderos y expertos en el tema sobre un balance del primer semestre, todos coinciden en que el fenómeno de El Niño fue un factor que disminuyó la productividad y la calidad de los alimentos. Lo mismo que el paro camionero.

Estos indicadores se demuestran en los resultados que reportó el Dane con el informe Sipsa en el que detalla el abastecimiento en las principales plazas de mercado del país.

De acuerdo con las cuentas y las comparaciones con el año anterior, ‘el golpe no fue tan duro’, a pesar de que cinco de 11 plazas de mercado presentaron resultados negativos. Por ejemplo en Santa Elena, Cali (Valle del Cauca); Surabastos, en Neiva (Huila) ; Centro de Abastos de Villavicencio (Meta); Centroabastos, Bucaramanga (Santander); y Mercar en Armenia (Quindío).

Sin embargo, al mirar el volumen de entrada en 11 centrales, aumentó 18%, al pasar de 2 millones de toneladas a 2,4 millones.

Estos resultados indican que el agro colombiano no ha tenido un semestre tan regular como se ha pensado.