Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Después de más de 10 años de negociación, en agosto de 2017 se autorizó el acceso del aguacate hass colombiano a los Estados Unidos continentales. Las primeras exportaciones se dieron en noviembre de ese mismo año, apenas dos meses después del anuncio que alegró a muchos. No es para menos, este mercado es el mayor del mundo en volumen, supera de lejos a Europa y pareciera que la demanda continuará. Se celebraron los primeros 10 años de la firma del tratado de libre comercio con EE.UU., el cual ha favorecido a muchos productos que antes gozaban de unas preferencias arancelarias de forma unilateral, pero no había un horizonte de plazo claro, por eso el privilegio de acceso se hubiera podido perder en cualquier momento. Afortunadamente, eso no sucedió y, por el contrario, se firmó el acuerdo entre ambos países. En esta canasta de sectores que han logrado beneficiarse del tratado se encuentran las manufacturas, prendas de vestir, alimentos procesados, entre otros. Y quisiera mencionar especialmente uno dentro del espectro de los productos agrícolas: el aguacate hass.

Siendo un país productor que concentra la actividad en California, hay otros orígenes que además de Colombia, ya tienen el acceso para su aguacate hass, como por ejemplo Chile, Perú y México, para las zonas de Michoacán y recientemente, Jalisco. Todos los anteriores ya cuentan con la comisión de importadores para la promoción del consumo de su fruta, complementando así el esfuerzo que viene realizando desde su fundación el Hass Avocado Board, el cual ya cumplió 20 años y que tiene como objetivo convertir al aguacate hass en la fruta favorita de los americanos. Y como dirían allá, “it´s happening”. En este lapso de tiempo, el consumo per cápita se multiplicó por cuatro y el año pasado el volumen representó más de US$2.750 millones, convirtiéndose en una historia de rotundo éxito en el ámbito de los perecederos. Las posibilidades de crecimiento son amplias, en particular en algunas zonas diferentes a la parte occidental donde todavía el consumo es muy bajo. Este debería ser, sin duda, el mercado natural para Colombia, el cual históricamente en estos 15 años de historia ha sido la Unión Europea representando en algunos momentos 95%, con una muy alta concentración en Países Bajos, Reino Unido, España y en menor medida Francia, Bélgica y Alemania.

Para Colombia, este mercado tiene varias ventajas de diversa índole, por ejemplo, la cercanía con la costa este, clave para la calidad de la fruta considerando los cortos tiempos de tránsito a los principales puertos marítimos. De hecho, es menor que el de los mexicanos que deben en este caso enviar la fruta por tierra. Adicionalmente, el interés de los importadores para tener una alternativa de abastecimiento que permita llegar a canales como el de supermercados o el food service. Hay fechas que son un detonante para el incremento del consumo como el Superbowl y el 5 de mayo y como si fuera poco, un consumidor que gradualmente va incorporando al aguacate hass en sus costumbres alimenticias, resultado de la promoción y marketing por parte de los diferentes orígenes en forma colectiva donde todos se benefician.

La autorización de predios y plantas empacadoras para exportar a Estados Unidos depende del cumplimiento de unos requisitos establecidos en un Plan Operativo de Trabajo, que la verdad, no son fáciles desde el punto de vista fitosanitario y por tal razón tenemos grandes retos en esa materia, pero, aun así, se ha hecho el
esfuerzo. Este es un mercado que no tiene límites y si realmente se quiere fortalecer y tener una participación significativa, debemos priorizarlo para consolidarlo en el mediano y largo plazo. Este año es verdad que los precios han estado muy elevados, en niveles pocas veces vistos en la última década, pero quisiera resaltar que tal situación es coyuntural y no se puede valorar solo por el factor precio. La reflexión es considerarlo como algo estratégico, con mentalidad de país y no como reactivo cuando se desploman los precios en Europa.
Definitivamente, Estados Unidos es nuestro mercado para el Aguacate Hass colombiano y nuestros mayores esfuerzos se deben orientar a él.