Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Las ferias y fiestas en los municipios son parte de la cultura Colombiana, celebraciones que destacan la parte agrícola y pecuaria de la regiones, es por ello que el aguacate en el Carmen de Chucurí (Santander), el banano en Apartadó (Antioquia), el chontaduro en Putumayo tienen sus fiestas. El turno es ahora para la ahuyama, en el municipio de Nuevo Colon (Boyacá), ya que, por el gran desarrollo que ha registrado el cultivo de esta verdura, desde el año pasado le hacen celebración.

Según el alcalde del municipio, Héctor Wilson Casteblanco Rodríguez, el próximo 16 de octubre los productores de ahuyama serán el centro de atención por el segundo Festival Regional de la Ahuyama, evento que encierra concursos, gastronomía, y cultura que giran alrededor de este producto que, para la población rural, es una gran alternativa.

En vista que 80% de las familias rurales depende la producción de pera, manzana, durazno, ciruelos, feijoa, parpayuela, entre otros, y a raíz da la alta demanda de ahuyama y ahuyamín (fruto pequeño) por parte del comercio de las centrales de abastos del país, la Alcaldía apoya el evento con el sector privado.

José Argemiro Velandia Casteblanco, profesional en extensión agropecuaria de la alcandía del municipio, dijo que “el cultivo desde hace un tiempo ha tomado bastante fuerza, la cosecha grande se espera para septiembre y noviembre, se prevé que la producción para este año aproximadamente 600 toneladas, de las cuales un alto porcentaje se llevan a Centroabastos (Bucaramanga), Cenabastos (Cúcuta), Cavasa (Cali), Gran abastos (Barranquilla) y Corabastos (Bogotá)”.

Antes se cultivaba poco para recoger la cosecha en octubre, y ahora se siembra todo al año, permitiendo presencia del producto en los mercados nacionales, apuntando el tema de seguridad alimentaria. Un total de 200 productores de ocho veredas del municipio, trabajan día tras día para ofrecer un producto de alto valor nutritivo de calcio, sodio, magnesio, zinc, hierro, potasio, fósforo, vitaminas A, C y B y fibra.

Leonor Castro Albañil, ama de casa, tilda a la ahuyama como un producto que tiene grandes bondades, rinde, gusta bastante, posee grandes condiciones culinarias, y con ella se puede preparar potecas, helados, jugo, tortas, crema, caramelos, batidos y muchos platos típicos, que están al alcance de las familias del país.

Finalmente, el evento en honor a la ahuyama se premiará la más grande, se analiza la forma, madurez, peso y tamaño, la mejor decorada por creatividad en categorías infantil y mayores. Ese día funcionaran los mercados campesinos.