Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Aunque para muchas personas el nombre de distritos de riego no dice mucho, se trata de una de las obras de infraestructura más importantes para la agricultura nacional. Una construcción de este tipo le permite a los productores del campo nutrir con agua sus cultivos o suelos productivos, por medio de un sistema que moviliza el líquido constantemente.

Sin embargo, estas obras que ayudan a que tanto los grandes cultivos como los predios de pequeños campesinos dejen de depender del agua lluvia, aún no están muy avanzadas en el agro local. De los 780 sistemas de riego públicos que hay en el país, casi 30% (es decir, 210), no funcionan.

Muchas de esas obras no suministran agua al campo porque algunas ya llevan años desde que se construyeron y dejaron de recibir inversión para mantenimiento, o los gobiernos distritales y departamentales anularon los dineros necesarios para que se mantuvieran operando.

Y es que contar con un sistema de riego generaría que la productividad de un campesino sea de hasta 70% mayor, porque mantendrían hidratados sus campos. Por eso, esta semana diferentes gremios del agro están pendientes a los posibles anuncios que haga el Ministerio de Agricultura sobre la puesta en marcha del proyecto de $4,5 billones con los que se pretenden construir obras de este tipo en diferentes regiones.

El jefe de la cartera, Andrés Valencia, dijo en Inside LR que “los distritos de riego deben ser las 4G del agro”, pues son proyectos que podrían realizarse a través del modelo de APP.

La ex directora de Planeación Nacional, Gloria Alonso, explicó que con el fin de abaratar el acceso de los productores del agro a los servicios de riego y drenaje, la nación subsidiará hasta 50% del costo de la energía eléctrica y el gas natural que consuman los distritos de riego que utilicen equipos electromecánicos en su operación.

“La meta es optimizar la gestión de los actuales distritos de riego y promover la construcción de nuevos (...). Se recuperarán y pondrán en marcha los tres grandes proyectos de riego que el país no ha culminado: Ranchería, en La Guajira; El Triángulo del Tolima, y Tesalia - Paicol en el Huila. Con esta sola medida se ampliará la cobertura en riego a unas 50.000 hectáreas”, comentó.
Y es que actualmente la situación de los sistemas de riego aún es crítica, pues el funcionamiento de estas obras es una de las más bajas en América Latina. Mientras el potencial para la implementación de sistemas de riego es de 18,5 millones de hectáreas, estas obras ocupan solo 1,1 millones; es decir 6%, además de que aquí se cuentan los 780 distritos de riego públicos (incluidos los que no sirven), y 10 más que son de privados.

Al comparar esta situación con los países de la Alianza del Pacífico, México es el de las mejores cifras: allí el potencial de irrigación se extiende en 9,7 millones de hectáreas y ya se tienen instalados sistemas que cubren 66% (6,4 millones).

Luego sigue Chile con un potencial de 2,5 millones de hectáreas, y se cubren hoy en día 44% (casi 1,2 millones); y Perú, de las 6,4 millones de hectáreas disponibles cubre 2,5 millones, equivalentes a 40% del total.

LOS CONTRASTES

  • Álvaro PalacioPresidente de Asohofrucol

    “El beneficio de un buen programa que contemple los sistemas de riego, sin duda es la rentabilidad de las personas que tendrán acceso al agua para mantener sus cultivos”.


  • Gloria AlonsoExdirectora de Planeación Nacional

    “La política de adecuación de tierras es decisiva para dinamizar el desarrollo y la productividad de la Colombia rural, donde es urgente avanzar en la reducción de la pobreza”.

Tanto Planeación Nacional como el Ministerio de Agricultura buscan que Colombia pase de una cobertura de 6% a por lo menos 14% al cierre del Gobierno. Esto con estrategias que contemplan cambios en la forma en cómo se venían moviendo los dineros para estas obras. La inversión pública desde 2009 se ha concentrado en distritos de riego de pequeña escala (lo que quiere decir, aquellos que no cubren a más de 100 personas).

Actualmente, con 754 distritos de pequeña escala (que son más costosos de mantener por unidad), se cubren 55.650 usuarios, mientras que con solo 16 distritos de gran escala que funcionan hoy en día, se llegan a casi 30.000 beneficiarios.

Presentan avances en uno de los primeros distritos de riego en Urabá
Dentro del plan del Gobierno, uno de los primeros distritos que se harían oficiales, sería el que estará ubicado en Urabá. El presidente de Unibán, Juan Luis Cardona, comentó en Inside LR que “trabajamos en un proyecto muy importante con EPM en Medellín y con la ayuda del Ministerio de Agricultura que ha suministrado unos recursos importantes para elaborar un estudio de un distrito de riego”. Aunque aún está en fase de prefactibilidad, por lo que no se saben los costos, sí es claro que beneficiaría a 70.000 hectáreas.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.