Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Normalmente cuando hablamos de desarrollo de tecnologías o de innovaciones, no solo se trata de sistemas informáticos o robóticos, muchas veces estas tecnologías son muy sencillas, prácticas, rentables y supremamente útiles.

Para el caso del cultivo del café, es bien conocido que la labor de mayor valor en los costos de producción es la recolección, trabajo en el que Cenicafé viene trabajando en el desarrollo de implementos para ayudar a que la mano de obra en la cosecha sea más eficiente y con ello contribuir a la reducción de los costos en esta actividad. Uno de esos implementos son las lonas, unas cubiertas que se colocan en el suelo para recibir los frutos que son desprendidos por los recolectores.

Este sistema tiene como ventaja que al recolector le rinde más, lo que le permite al caficultor optimizar el manejo de la mano de obra en la finca evitando las pérdidas de frutos al suelo, lo que contribuye al manejo integrado de la broca del café.

Consideraciones

Debemos aceptar un cambio de mentalidad como productores de café, puesto que debemos abrir la puerta a probar esta tecnología. El cambio de mentalidad aplica todavía más para los recolectores, ya que la tecnología de recolección de café con lonas implica recolectar en parejas tanto para manejar las lonas, como para hacer la recolección más eficiente. Para esto debemos entender que esta tecnología requiere de un proceso de aprendizaje, puesto que al inicio mientras los trabajadores se adaptan, puede que la labor no rinda mucho.

Las lonas para la recolección de café están elaboradas de malla Sarán con 40% o 45% de sombreamiento. Es un material simple que permite el paso del agua y resiste las pisadas de los operarios, el peso de considerables masas de frutos de café, y el rozamiento normal con tocones, ramas, arvenses y el suelo. A las lonas se les coloca un cierre Velcro de cinco centímetros de ancho en cada uno de sus dos bordes más largos para que puedan ser unidas unas con otras y obtener una cobertura de 100% del suelo por debajo de los árboles.

La recolección manual con lonas no es para todos los pases de cosecha. Ellas no son convenientes en los pases en los cuales la oferta de frutos maduros es baja, por tal razón se deben usar en los pases de mayor flujo y con aguantes de los pases entre 30 y 35 días. Esta tecnología puede ser usada en lotes planos y con altas pendientes.

Ventajas

Comparando la recolección tradicional (cocos, tobos, canastos etc.) la recolección de café con lonas puede aumentar el rendimiento entre 40% a 45% más en kilogramos café cereza recolectado. Se manejan mejor los tiempos y movimientos durante la recolección del café, pues con esta tecnología solo se desprenden los frutos y se dejan caer al suelo mientras que en la tradicional se gastaba más tiempo llevando el café recolectado al coco. Al aumentar la eficiencia en la recolección, se requiere menos recolectores, por ende, se requeriría menos infraestructura para acomodación y alimentación.

El uso de las lonas comparado con la recolección tradicional, permite recuperar los frutos que se quedaban en el suelo, lo que se traduce en mayores ingresos económicos. Al quedar menor cantidad de frutos en el suelo, se contribuye al Manejo Integrado de la Broca (MIB), debido a la reducción de alimento para la generación de poblaciones de broca. La eliminación de las pérdidas de frutos de café en suelo, se traduce en menores costos de control de broca.

La recolección de café con lonas es una tecnología sencilla, práctica y muy útil la cual les recomiendo utilizar. A veces toca desaprender para volver a aprender y la utilización de esta tecnología es un claro ejemplo de esto, pues nos presenta retos como dejar de utilizar el coco recolector, trabajar en equipo, desprender el grano y dejarlo caer, extender y recoger las lonas entre otras actividades.