Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

El hecho de que en Colombia el consumo de carne de pollo se dé principalmente por lo que compran los restaurantes de todo tipo, y especialmente los corrientazos, tiene en jaque al sector avícola, pues la caída de las ventas es de hasta 50% con el aislamiento actual.

El presidente de Fenavi, Gonzalo Moreno, dijo que una solución para el corto plazo es que el Gobierno les entregue la devolución del IVA que tienen pendiente. Eso ayudaría especialmente a las empresas productoras de pollo, que son las más afectadas con el Covid-19.

¿Cuál es la situación para los productores de pollo y huevo?
En este momento para el sector del pollo se puede hablar de una crisis, por una reducción en ventas de 35% y hasta 50% tras el cierre de restaurantes, asaderos y corrientazos. Eso afecta todo el territorio nacional, y no es algo solo de Colombia, Perú y Ecuador pasan por algo similar. El consumo de pollo es hasta 50% fuera de casa y los restaurante populares no tienen domicilios. Entonces la gente no consume pollo al estar en casa. La población colombiana la mayoría es de escasos recursos, y muchos no tienen capacidad de frío para guardar pollo en su casa, el consumo se cae por estas razones y nos lleva a inventarios represados.

¿Qué soluciones han contemplado en el corto plazo?
Le pedimos al Ministerio de Agricultura varias cosas, pero puntualmente es urgente la devolución del IVA atrapado, que son recursos nuestros. Estamos esperando la devolución, solo del segundo semestre llega a $350.000 millones de todo el sector avícola. Esto serviría para pagar nomina, la próxima quincena, obligaciones con terceros y alimentar aves de granja y hasta reemplazar las de sacrificio para producción.

¿En total, además del IVA del segundo semestre, cuánto les deben?
Son $1,2 billones en total.

¿Y si no llega ese pago?
A futuro ellos no tienen flujo de caja, cómo pagar alimento para aves en granja. No tienen cómo pagar a los trabajadores, sus salarios; en el mediano plazo podría disminuir la producción de pollo.

¿Qué ha dicho el Gobierno?
Nos han dicho que deben hacer trámites dentro de la Dian para agilizar esas devoluciones, pero es necesidad de flujo de caja, estamos en una situación desesperada por primera vez en la historia. Si no lo devuelven será una situación compleja. Empresas que llevan muchos años construyendo empleos y capital pueden quebrarse.

¿A comienzos de año cuáles eran las metas del sector en cuanto a producción, y con todo lo que está pasando, qué tanto puede cambiar?
Teníamos una etapa de consumo per capita de 3 kilos mensuales de pollo, para llegar a 36 kilos o 35 kilos al final del año. El consumo ahora puede llegar a caer a la mitad, toca ver cuánto se prolonga la situación y podría bajar casi un kilo. En huevo no habría afectaciones porque el ciclo de producción son 16 semanas, corregir eso en un año es casi imposible.

¿Pero los créditos que ya expidió el Gobierno para el agro no podrían ayudar?
Tenemos unas líneas de crédito y con Finagro con unas tasas de interés muy buenas, el problema es que ya hay créditos adquiridos. Es como para reemplazar los créditos que ya tenía y continuarlos pagando. Pero las ayudas son en ese sentido. A la fecha no se ha anunciado una disminución de parafiscales por ejemplo, tampoco que empresas que paguen impuestos distritales o nacionales se corran, así como incluso presentar el IVA. Las empresas siguen con las obligaciones pero no hay forma de aliviar flujo de caja.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.