Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Esta semana el presidente Iván Duque dijo que pese a los problemas que se han generado por el covid-19, una de las tareas que se garantizó a distancia fue la entrega de títulos de predios a campesinos. Desde que empezó este Gobierno se han entregado 17.000 títulos de propiedad para que los trabajadores del campo tengan su propio terreno y lo puedan trabajar.

Myriam Martínez, directora de la Agencia Nacional de Tierras (ANT), explicó que la meta para este año es que sean más de 11.000 títulos, y el objetivo del cuatrenio es que la cifra cierre en más de 48.500.

¿De dónde salen estas tierras que se le están entregando?
Todo esto se entrega a campesinos. Es para dejar mitos en las entregas de tierra; a los que están en estado de vulnerabilidad, los que no tienen tierra, personas que no pueden por su tema de recursos o ingresos poder comprar un terreno. Hay dos variables, quienes no habían podido formalizar su tierra, como que habían heredado y nunca pudieron hacer el proceso de sucesión, se les apoya para que tengan un título. Y también parte de la Reforma Agraria que contempla a los más vulnerables. Se saca del listado de baldíos, pues esos son del Estado.

El Gobierno quiere entregar casi 50.000 títulos, ¿cómo van?
Tenemos una meta de 48.510 títulos. Llevamos más de 17.000 y la verdad esperamos cumplir la meta del cuatrenio. Nos paró un poco el covid-19, pero como hemos dicho, estamos tratando de agilizar y de sacar lo que más podemos, hacerlo desde casa. Queremos evitar que sea mayor el impacto de la ida a territorios, pero incluso este año estamos apuntando a unos 11.000 títulos. Esto equivale a más de más de 391.951 hectáreas formalizadas.

¿Cómo garantizar que no haya colados en los beneficiarios?
Los campesinos mandan una solicitud, esta es una forma que se ha utilizado hace años, pero hoy tenemos otra manera y es que llegamos con un modelo que es atención por oferta, y revisión en el campo. Hemos empezado con barridos prediales, y allí detectamos necesidades y quiénes se postulan.

LOS CONTRASTES

  • Rodolfo ZeaMinistro de Agricultura

    “Se está siguiendo con los trabajos pese a las dificultades que ha generado la emergencia sanitaria, pero aún así se aprovecha el canal virtual para legalizar títulos”.

¿Se garantiza que sean terrenos productivos?
Es muy importante explicar que todas las que se entregan, todas las tierras deben tener vocación agropecuaria. Se les puede desarrollar su espacio productivo, cuando un campesino tiene un título accede a beneficios del Ministerio de Agricultura, la Agencia de Desarrollo Rural, estas tierras sí son de vocación agropecuaria, por eso hay tantos requisitos antes de cumplirse. Entonces bienes sin vocación pero que pueden ser de recreo no están en nuestra competencia. Buscamos fincas para el desarrollo del agro.

¿Qué pasa cuando el beneficiario no aprovecha este terreno para un proyecto?
No pueden vender la tierra por un número de años específico, se espera que si el Estado entrega una porción de tierra genere un proyecto productivo. Hay otros espacios que el Estados dispone para que accedan a los programas. Lo que no se pretende, pero a veces pasa, es que como se ha generado mala percepción del uso de la tierra o cómo es la productividad, a veces reciben y la revenden aunque no pueden, o la alquilan y hacen mala utilización. Cuando eso ocurre son notificados, si incumplen nos toca proceder a la recuperación de la tierra.

De los acuerdos de paz con las Farc quedó el Fondo de Tierras, ¿en ese programa cuántos terrenos han entrado?
Eso es bien importante, en los acuerdos de paz quedaron dos compromisos del Estado. El primero, la formalización de 7 millones de hectáreas hasta 2026, y crear un Fondo de Tierras de hasta 3 millones disponibles para ser adjudicadas al campesinado. Son tierras baldías, recuperadas que van a estar disponibles como un banco de tierras, y deben ser luego adjudicadas al campesinado, son baldíos en su mayoría. En este Fondo ya hay más de 1 millón de tierras ingresadas. Hasta ahora, en Bolívar y Antioquia se registra el mayor número de hectáreas ingresadas al Fondo de Tierras, siendo 262.020 para el primero y 149.956 para el segundo.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.