Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Pese a las dificultades que debe afrontar por movimientos de bolsas, condiciones climáticas, aranceles, entre otros factores, el sector agro es uno de los más importantes para la economía colombiana.

Este posicionamiento se ha logrado gracias a los acuerdos comerciales que se han firmado durante los últimos años y que hoy ya son 16.

Y es que dichos acuerdos o tratados comerciales le permiten tener acceso preferencial arancelario, es decir, una reducción o eliminación de los gravámenes que los países establecen como una fuente de recaudo para el fisco nacional. Por otra parte, ofrecen más posibilidades de hacer reformas estructurales a largo plazo.

Aunque es evidente que también pueden traer beneficios al sector y al país en general, el presidente Iván Duque ha expresado su deseo de trabajar con los 16 que están vigentes actualmente, lo que significaría no firmar nuevos acuerdos comerciales en los próximos años.

Tanto el presidente como el ministro de Comercio, Industria y Turismo, José Manuel Restrepo, han reiterado que su intención es trabajar y sacar el mayor provecho posible a los acuerdos actuales, que ya representan un mercado de aproximadamente 1.500 millones de consumidores.

En ese sentido, el país los ha utilizado para extender sus fronteras comerciales. Justamente lo que las exportaciones han aumentado durante los últimos 10 años es US$1.500 millones, con lo cual, Estados Unidos y Venezuela dejaron de ser los destinos de siempre.

De hecho, durante este periodo, el Gobierno Nacional ha logrado que 119 nuevos productos tengan accesibilidad hasta en 83 países diferentes. En total, las exportaciones aumentaron cinco puntos en el peso total de las ventas externas nacionales, que pasaron de 14% a 19%.

En lo corrido de 2018 se han visto reflejados diferentes beneficios o logros que han otorgado estos tratados para la economía local. Entre ellos se destaca la primera exportación de cítricos dulces nacionales a Estados Unidos, así como la noticia de la apertura de lácteos y derivados colombianos a México.

Por otra parte, se envió su primer cargamento de arroz a Canadá después de cuatro años de negociaciones y el limón Tahití colombiano logró su admisibilidad al mercado argentino.

Otro hecho importante que se dio gracias a estos acuerdos este año tuvo que ver con que 13 plantas del país lograran cumplir los requisitos por parte del Invima y su homólogo mexicano, Senasica.

Los flujos de inversión extranjera directa provenientes de Europa han sido claves también para que el país lograra esa expansión durante los últimos años, teniendo en cuenta que han llegado a un crecimiento de 24,3% desde 2014.

Cabe mencionar que el país es uno de los más biodiversos de la región y actualmente cuenta con más de 43 millones de hectáreas para lograr avances significativos durante los próximos años en materia de producción.

Los desafíos que tiene el sector con los tratados
La Ocde ha reconocido en su informe de revisión de políticas agrícolas que Colombia ha tenido significativos avances en lo que a gestión agropecuaria se refiere, aunque para alcanzar el potencial esperado, se necesita un rediseño de políticas que propendan por la mejora del entorno económico y regulatorio del sector.

Esto impactará en la reducción de los altos índices de desigualdad que se tienen en este ámbito. Por otra parte, plantea como desafío el apto aprovechamiento de los diferentes tratados mediante el aumento de la productividad y competitividad de las más de 43 millones de hectáreas agrícolas.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.