Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

El mercado de la pesca en Colombia ha venido en aumento durante los últimos años, con la pandemia y la necesidad de algunos, de adoptar estilos de vida más saludables, el pescado se ha convertido en un infaltable en las dietas de los colombianos. Y es que si bien la piscicultura genera ventas en el exterior por más de US$80 millones y se constituye como uno de los sectores más robustos, también cuenta con espacios para que los nuevos productores o emprendedores inicien sus proyectos productivos.

Este es el caso de Milton Velázquez y Claudia Aranda, quienes hace cinco años decidieron apostarle al cultivo de mojarras en el municipio de Suaita, Santander. Allí se encuentran los 11 pozos, donde se producen en promedio 1.000 mojarras al mes de diferentes tamaños y en dos clases: la mojarra roja y la mojarra negra, que aunque menos apetecida en el mercado, cuenta con mejores características de sabor y calidad.

Sin embargo, el cultivo de mojarras no sería igual sin los correctos canales de distribución, por esta razón la pareja de emprendedores, lanzó al mercado ‘Mojarrón’ una pesquera que busca transformar el imaginario del consumidor alrededor del pescado. Allí se comercializan productos frescos, refrigerados y traídos directamente del pozo de crianza.

Una de los aspectos que destaca su creador, es que el pescado “se vende totalmente limpio y arreglado, listo para poner en la olla, diferente a los que se hacen en otras pescaderías de barrio”. El emprendimiento busca expandirse por lo menos en tres puntos de la capital y abrir canales de venta digital.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.