Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

El Gobierno argentino decidió suspender de manera preventiva el envío de limones frescos hacia la Unión Europea (UE), luego de que el bloque europeo detectó un cargamento con "mancha negra", una enfermedad que afecta la calidad externa de esa fruta.

La medida, consensuada con la cadena citrícola, llega en momentos en que la cadena citrícola festejaba la histórica apertura del mercado chino a los limones locales, cuyo primer cargamento de 24 toneladas ya partió hacia el gigante asiático.

La decisión de paralizar los envíos a la UE se tomó luego de que en los controles de importación europeos se detectara presencia de mancha negra en limones de un contenedor llegado desde Buenos Aires.

"Deben de reevaluar en forma conjunta con el sector las causas que pueden habernos llevado a tener los inconvenientes que se han presentado en algunos puertos de la UE y elaborar un plan de acción con medidas adicionales para minimizar el riesgo hasta en la campaña de exportación 2020, se suspenden de forma temporaria y preventiva por 15 días, todas las actividades vinculadas a la Certificación de Exportación de frutos frescos de limón con destino a la Unión Europea", indicó una comunicación al sector del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa).

La suspensión no afecta a los cargamentos que fueran despachados de empaque antes del 1 de julio. "Estos envíos podrán ingresar a puerto y ser exportados a la Unión Europea siempre que cumplan con los controles previos a ser consolidados",se informó. Fuentes del Senasa explicaron a El Cronista que la suspensión es preventiva dado que es un problema que se puede solucionar a la brevedad y remarcaron que se produjo en momentos en que las exportaciones de limones totales a la UE ya superan el 80% del
total embarcado en 2019.

La Unión Europea es el principal mercado de limones del país: el año pasado adquirió 127.000 toneladas del cítrico argentino. Es también uno de lo destinos más exigentes, en cuanto a mancha negra, a diferencia de otros mercados, incluidos Estados Unidos y China. El año pasado se produjo una situación similar, también hacia el la de la temporada, y los limones que no pudieron acceder a la UE fueron redirigidos a otros destinos con protocolos menos exigentes. En ese caso la fruta se vendió a Nigeria y Rusia.

"No es una sorpresa, la posibilidad de intercepciones suele estar siempre presente. Tanto de manera interna como en destino. Es más, en el transcurso de un viaja, la mancha negra progresa, con lo cual puede haber sido  imperceptible al principio y convertirse en evidente días después", indicaron desde el organismo de control animal y vegetal.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.