Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Uno de los efectos más importantes con la llegada de la segunda temporada de lluvias es que, en el ciclo productivo de las plantas, el exceso de agua puede afectar la floración de los cultivos. “En algunos casos puede ocasionar la producción de frutos fuera de cosecha que pueden ser afectados por patógenos que demeritan su calidad”, destacó César Elías Baquero, investigador de Agrosavia.

El exceso de lluvias también genera, como comentó el profesor Armando Castilla, que los insecticidas y funguicidas aplicados al follaje para el control de plagas y enfermedades pueden perder su efectividad.

Algunos de los cultivos más propensos a verse afectado, según explicaron los expertos, son: yuca, ñame, papa, arroz, algodón, melón, patilla o sandia, maíz, frijol, ajonjolí y algunos cultivos hortícolas como pepino, ahuyama, tomate, ají pimentón, ají topito, lechuga, cilantro, cebolla cabezona y en rama, (por sus condiciones químicas).

LOS CONTRASTES

  • César Augusto BaqueroInvestigador de Agrosavia

    “En algunos casos el exceso de lluvias pueden ocasionar la producción de frutos fuera de cosecha que pueden ser afectados por patógenos, esto también afectan y demeritan su calidad”.

“Algunos cultivos semiperennes como el banano y el plátano pueden ser afectados por los excesos de lluvias debido a su sistema radicular muy superficial, esto hace que se genere un ambiente en el suelo causando un déficit de oxígeno (hipoxia), que en algunos casos afecta la función de las plantas, haciéndolas más susceptible al ataque de patógenos del suelo, pudiéndoles llegar a causarles la muerte”, remarcó el doctor Castilla.

Para el caso del café el exceso de las lluvias puede afectar la calidad del grano.
Recomendaciones: Antes de sembrar es importante que el productor haga un análisis de suelos para determinar las características físicas y químicas del suelo pues en época de lluvia si bien hay que preparar el suelo, no es adecuado de una forma intensiva. La labranza o remoción del suelo debe ser mínima y en lo posible cuando el suelo esté a capacidad de campo, de lo contrario el suelo quedará a ser susceptible a que se presenten pérdidas por erosión hídrica.

Los expertos consideran que también es importante hacer buenos drenajes tanto superficial como interno buscando la cota más baja de la finca que permitan evacuar los excesos de aguas lluvias que puedan afectar el cultivo.

Tenga en cuenta el clima del mes
Meteorólogos apuntan a que no son muy fuertes los cambios en la temperatura entre octubre y noviembre, pues desde comienzo de año hubo una leve alteración de los ciclos climatológicos lo que generó que el calendario tradicional se haya movido un poco. En el centro del país por ejemplo, seguirán los cielos nublados parciales con tendencias a lluvias, pero al nivel de tormentas.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.