Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Gracias a los altos estándares de los procesos de Alpina, la leche es refrigerada desde su acopio y mantiene un enfriamiento continuo, lo que permite mantener los macronutrientes naturales de la leche, su calidad inicial, que no crezcan microrganismos, la conservación de características de sabor, olor y color, y que no contenga conservantes ni antibióticos.

Cuando la leche llega a la planta, y en concordancia al decreto 616 del 2008, es debidamente analizada para detectar si ha sido adulterada o si contiene lactosueros. En caso de que no sea 100% leche (adulteración), es descartada y no entra en el proceso de producción. Gracias a esto, Alpina obtuvo la acreditación de dos laboratorios propios, en Entrerrios y Sopó, por parte del Organismo Nacional de Acreditación de Colombia (Onac) para pago de proveedores de leche según cumplimiento de estándares fisicoquímicos y microbiológicos.

Esta, sumada a otras acreditaciones, “respaldan la confiabilidad en los procesos y en la calidad de la leche que Alpina acopia y transporta”.“Gracias a nuestros procesos, le garantizamos a los consumidores que están adquiriendo leche que es 100% leche. Como Alpina, estamos comprometidos a cumplir con cada uno de los estándares de calidad que debe tener la leche para consumo humano, así como con la formalización del sector. Por este motivo, trabajamos continuamente en el mejoramiento de nuestros estándares de calidad para poder llevar al hogar de nuestros consumidores leche de calidad” afirma Juan Manuel Henriquez, gerente de calidad y medio ambiente.

Por otro lado, vale destacar que, la mayoría de los ganaderos tienen un sistema de ordeño mecanizado y en su mayoría aplican los conceptos sobre buenas prácticas ganaderas y cuentan con un tanque de enfriamiento para preservar la calidad de la leche

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.