Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Según cifras de datos abiertos emitidas por el Ministerio de Defensa, la Policía Nacional, la Dirección de Investigación Criminal e Interpol (Dijin), en 2019 se registraron 2.988 casos de abigeato en el territorio colombiano, la mayoría de estos perpetrados a pie.

“Uno de los métodos más usados es el hurto a pie, en el que los extraños entran al potrero, generalmente en horas de la noche y con luna llena, lo que les permite tener mejor visibilidad. Allí mismo sacrifican las reses y casi siempre se las llevan en automóviles particulares para su distribución. Lamentablemente, por ser en un espacio tan amplio, muchos de los cuidadores no se percatan de la situación”, señaló el candidato a magíster en Ingeniería de Telecomunicaciones de la Universidad Nacional de Colombia, Juan Sebastián Quintero Albornoz.

En tal sentido el profesional desarrolló un dispositivo que viene siendo implementado por el Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) en su programa ‘identifICA’ para el control movilidad pecuaria en algunas vías colombianas, principalmente en la frontera con Venezuela.

Se trata de un complemento porque brinda mayor información y se puede comprobar en tiempo real si el animal cumple con los requisitos de movilidad, en cuyo caso se enciende un bombillo verde, y si no, uno rojo, de acuerdo con lo expuesto por Quintero.

Señaló que inicialmente por medio del programa ‘IdentifICA’ se adquirían unos dispositivos de identificación Rfid para llevar el control de movilidad. Básicamente lo que se hace es con los dispositivos y los lectores es agregarle un pedazo más que es crear un sistema en donde la lectura que se realiza vaya a la base de datos y se pueda consultar si ese semoviente que está siendo identificado en un determinado punto de inspección tiene permiso de movilidad.

Esto cambia en gran medida el control actual donde el inspector debe revisar con una guía de movilización impresa animal por animal si corresponde a lo que allí dice, generando un mayor estrés en los semovientes y más dificultades para el funcionario.

El chip lo que guarda es un número y la base de datos se puede alimentar con toda la información que se necesite, desde fecha de nacimiento, raza, color, partos que ha tenido en el caso de una hembra, una foto del animal, enfermedades que ha tenido, los padres del semoviente.

Si se quiere llevar una línea de producción de leche o de carne esto va a servir bastante para que en los hatos se pueda ver la funcionalidad que se le puede dar al animal que se va a comprar.

El dispositivo es como una moneda que va al lado derecho y que complementa a la chapeta que hoy día se le coloca al ganado en el lado izquierdo y que es un chip con un número más grande.

Para este nuevo dispositivo se hace una microperforación el cual queda como una especie de arete en la oreja del semoviente y la lectura se hace por medio de una herramienta que se llama bastones. Así es mucho más fácil identificar en esta modalidad de “radar”.

LOS CONTRASTES

  • Pedro Antonio AguirreGerente de Leather-Col

    “Estas iniciativas que nacen en la academia se enfrentan a un mercado con potencial, pero al que deben saber llegar al ganadero sin conectividad”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.