Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Las cuentas cuadran desde la hora del montaje donde la inversión no es muy alta, aseguran los expertos. Y es que dependiendo del número de hectáreas a intervenir el empresario puede ahorrarse hasta un 50% de su dinero en insumos y mano de obra.

“La instalación es más fácil que la de un cercado tradicional, hecho con alambre de púas, el alambre sale más barato y el mantenimiento puede hacerse de una forma efectiva y económica”, explica James Jiménez, director comercial de la empresa Super-Fox.

Además, gracias a este tipo de cerramiento, se optimiza la cosecha de los pastos dentro de los corrales permitiendo así que los animales dispongan de alimento fresco todos los días y en la cantidad que requieren; cosa que es imposible de hacer con un cerco convencional.

Juan Manuel Cerón, jefe del departamento de Asistencia Técnica de Colanta, aclara que según la topografía de los predios, el tipo de producción de la finca y el acceso de agua del que se disponga, se pueden diseñar las áreas de pastoreo internas. “Las cercas eléctricas se construyen fijas y al interior se instalan otras móviles”.

Cuando se utiliza el cercado eléctrico, además de tener la posibilidad de incrementar el número de animales por hectárea, se logran también delimitar potreros más pequeños al interior de la misma, evitando el sobrepastoreo y el agotamiento de las reservas nutricionales de las tierras. Por otro lado, según Jiménez, la mayor ventaja radica en que dichos corrales son más efectivos y más seguros que los de púas. “Evita que los animales se fuguen con facilidad y que al rozarse con los alambres su piel se raye o, en el caso de las vacas, sus ubres se lastimen, comprometiendo la calidad del ejemplar y sus funciones”.

Una barrera psicológica potente y a la vez segura
Cabe aclarar que la función de estos corrales es crear una barrera psicológica en los animales. Los impulsos electrónicos que pasan a través del alumbrado son de alto poder y baja impedancia, es decir, que en ningún momento los lastimará.“En la lechería especializada más de un 90% de los productores lo utilizan, y lo hacen bien; para ganado de doble propósito, entre el 40% y el 60%; y para ganado de carne su implementación está por debajo de 20%”, afirma el jefe de Asistencia Técnica de Colanta.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.