Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

La Inspección y Vigilancia de Alimentos de la Secretaría de Salud de Bucaramanga incautó 1.015 kilos de carne en un matadero clandestino de la capital de Santander.

En la operación que se realizó en conjunto con la Policía Ambiental, se encontraron deficiencias en las condiciones higiénicas y sanitarias de la carne vacuna.

“La Policía hizo un allanamiento y pudo verificar que se estaba realizando la actividad de matadero clandestino, motivo por el cual informó a la autoridad sanitaria y se decomisaron los 1.015 kilos de carne”, destacó Luis Antonio Niño,  coordinador de Saneamiento Básico de la Secretaría de Salud y Ambiente de Bucaramanga.

El material incautado fue entregado a una empresa para realizar la disposición final del producto ilegal.