Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Según datos de la Encuesta Nacional Agropecuaria, de los más de 26 millones de cabezas que constituyen el hato nacional, por lo menos 95% es cebú o tiene genética cebuína, lo que demuestra el avance de la misma como base para fortalecer las condiciones productivas de la actividad ganadera.

En el mundo existen cerca de 30 tipos de este ganado, pero en Colombia las que mejor acogida tienen dentro de los criaderos son las Brahman, Gyr y Guzerá por su eficiencia, resistencia y producción.

La Asociación Colombiana de Criadores de Ganado Cebú (Asocebú) posee más de 800.000 registros de animales puros, de los cuales 97% corresponden a ejemplares de la raza Brahman, tanto gris como rojo. De igual manera, reportan 1.578 registros de animales puros Gyr, y 1.230 de la Guzerá (esto con cifras a 2006).

“Además de carne, las razas cebuínas tienen el privilegio de ser una fuente de producción de leche en el trópico. Cerca de 70% de la leche en Colombia se produce en tierras cálidas con vacas provenientes del cruce de las razas Brahman, Gyr y Guzerá con Bos taurus especializado en leche o doble propósito”, destaca la entidad.

Para Javier Carrillo, socio del Criadero Las Islas, el Guzerá se presenta como una buena alternativa para mejorar las ganaderías de doble propósito en Colombia y el ganado Gyr se convierte en una alternativa para mejorar la producción de leche en los climas cálidos, se caracterizan por su rusticidad, resistencia y alta adaptabilidad al medio tropical.

Sus cruces son frecuentes con las europeas como Holstein y Pardo Suizo.

Guzerá
Para Alonso Mejía, técnico de Asocebú, la leche de esta raza originaria de Bombai, India, podría ser su mayor virtud, su lactancia está entre los 2.000 y 2.200 litros en 280 días. De igual forma, genera mayor ganancia de peso y por esto se le denomina una raza doble aptitud. En el país hay cerca de 15.900 cabezas registradas aproximadamente, distribuidas principalmente por el Magdalena medio, el Eje Cafetero y Costa Atlántica.

Además de su longevidad y rusticidad, el Guzerá se adapta fácilmente a medios adversos y posee una gran capacidad de crecimiento en pastoreo. Resiste variaciones térmicas de 5 a 45 °C.

Gry
La raza Gyr de gran potencial lechero, tiene la habilidad para sobrevivir, crecer y reproducirse eficientemente en el medio tropical colombiano. Su producción en promedio alcanza lactancias entre 2.800 o 3.200 litros en 280 días. En Colombia, hay registrada cerca de 26.500 cabezas y las regiones más aptas para su cría son las zonas de trópico bajo que se encuentren entre los 0 y 1.400 msnm con temperaturas que oscilen entre los 21 y 40 grados centígrados.

La fertilidad es una de las grandes bondades de ambas razas siendo el Guzerá un poco más eficiente en este aspecto, aunque depende del manejo y admistración de los sistemas productivos.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.