Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Todo comienza con un diagnóstico adecuado de la fertilidad del suelo, considerando el entendimiento integral del funcionamiento de la ganadería con el fin de que las recomendaciones sean viables y brinden soluciones a las necesidades de la explotación.

Finalmente lo que se pretende con un programa de nutrición es nivelar los minerales que se encuentran deficientes o desbalanceados y reponer los que salen del sistema, ya sea por extracción en cosecha de forraje o por lavado, erosión o volatilización.

Recientes pruebas desarrolladas entre Colinagro S.A. y Fedepapa con la Asociación Colombiana de Criadores de Ganado Normando (Asonormando) han permitido demostrar que a través de un adecuado proceso de nutrición vía suelo y foliar es posible mejorar la base forrajera. Mejorando la oferta forrajera para un determinado número de vacas lecheras y con la calidad adecuada que garantice la buena nutrición de las mismas.

En Tausa, Cundinamarca, en la Finca Hato Viejo, desde el mes de octubre de 2013 se implementó un programa de nutrición de pastos, el cual con base en el análisis de suelos incluyó la aplicación de Agrimins® Tottal® Ganadero al suelo, CoRoN y Agrofast vía foliar, con una inversión total de $300.000 por aplicación de una hectárea.

Al día de hoy se están logrando aumentos en producción de forraje del orden del 25% y con respecto a la fertilización tradicional el costo de producción del kilo de forraje seco disminuyó en 22%.

Los logros obtenidos con las nuevas formulaciones de la línea Agrimins® Tottal® son gracias al aporte de todos los minerales esenciales y en los balances adecuados para el crecimiento y desarrollo de pastos y forrajes.

Además la incorporación de avances tecnológicos en su formulación, permiten optimizar el uso de nutrientes. Un polímero estabilizador de nitrógeno está incluido dentro de la formulación con el fin de disminuir la volatilización y alargar la disponibilidad en el suelo.

Adicionalmente la presencia de materia orgánica estabilizada y de arcillas que permiten aumentar la capacidad de retención y entrega de nutrientes gradualmente en la zona de raíces mejorando su disponibilidad.

Por último, la aplicación de bioestimulantes a través de la fertilización foliar es una estrategia eficiente para la incorporación de nutrientes en las épocas de mayor demanda por parte del pasto y también funciona en momentos de condiciones ambientales desfavorables. Favorecen el desarrollo y calidad del pasto al suplir estos elementos esenciales ayudando a mantener la productividad de la pradera.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.