Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

El manejo del ternero está relacionado con el tipo de sistema de producción bovina, ya sea de carne, leche o doble propósito. “Cada uno de estos sistemas tiene sus particularidades en cuanto a ubicación y clima (trópico alto o clima frío o trópico bajo y medio – clima cálido); tipo de animales (Bovinos Bos taurus o europeos, Bos indicus o cebuínos y sus cruces); suelos y recursos forrajeros (pastos de clima frío y cálido); alimentos disponibles, presencia de plagas y enfermedades, y prácticas, entre otros factores. Por lo tanto, el manejo del ternero es particular para cada sistema de producción y depende de la interacción de los factores antes mencionados”, explicó Hernando Florez Díaz, Investigador Ph.D de Corpoica.

Por su parte, Wilson Hernando Mora, médico veterinario y zootecnista de Laboratorios EDO, señaló que, “el manejo del ternero depende principalmente de dos factores: alimentación adecuada y situación de confort. Tanto en periodos secos como en temporada invernal, se debe garantizar la disponibilidad de alimento requerido para cubrir las necesidades del animal”.

Es fundamental que los ganaderos tengan en cuenta que el manejo que debe darse a los terneros depende también de la disponibilidad de alimento que hay en la finca y por supuesto de la cantidad de leche que produzca la vaca.

Por ello, Germán Alonso Prada Sanmiguel, docente de la Facultad de Ciencias Agropecuarias de la Universidad de La Salle, recomendó que se debe manejar la producción de forrajes según el clima, aplicando como dicen profesionales dedicados a la producción de forrajes “para ser un buen ganadero se debe ser primero un buen agricultor”. “Teniendo esto en cuenta, cuando sean épocas en que hay abundante producción forrajera se debe recurrir a la conservación de forrajes, mediante el ensilaje, el henolaje o la producción de heno, lo cual asegurará una fuente de alimento en las épocas de escasez”.

En ello coincidió Alexander Navas, docente de la Universidad de La Salle, “los ganaderos deben aprender a manejar adecuadamente los recursos con que dispone y la mejor manera de hacerlo es aprovechar la época de abundancia y utilizar los diferentes métodos de conservación”.

No hay que olvidar que durante las épocas de intenso verano baja la oferta forrajera, mientras que en las temporadas de lluvias aumenta. Es precisamente por eso que el clima también podría influir en la ganancia de peso y en la salud de las crías. Si una vaca pare en un periodo de alta temperatura y se enfrenta al estrés calórico y a la baja oferta de forraje, esta va a producir poca leche y el ternero no quedará bien alimentado.

“Se podría decir que la ganancia de peso de los animales sería mejor en épocas de invierno, ya que habría mayor cantidad de alimento, pero esto es bastante relativo, dado que, si en épocas de invierno hay encharcamiento de potreros y pocas zonas secas para el descanso de los animales, la ganancia de peso disminuirá en forma notable. Es por esto que es indispensable asegurar en toda época del año confort y disponibilidad de alimento a los animales, con lo cual ellos podrán afrontar los desafíos climáticos sin mayores cambios”, dijo Prada.

Al respecto, Florez, señaló “las elevadas temperaturas que se presentan en las épocas de verano y que se acompañan de escasez de forraje, se convierten entre otros, en factores que disminuyen la ganancia diaria de peso de los animales, ya que además del estrés por calor que disminuye el consumo de forraje, la cantidad y la calidad de este es menor”.

En general los bovinos se comportan mejor en los rangos de temperatura y humedad ambiental que se encuentren dentro de la zona de confort del animal, que corresponde a la zona donde los animales tienen su metabolismo al mínimo, sin tener que utilizar sus reservas de energía para perder o ganar calor.

Proteja a las crías 

Cuando se presentan lluvias excesivas e inundaciones es necesario que se asegure a los animales en áreas secas, bien sea potreros que no se inunden o zonas con protección arbórea o enramadas que permitan a los animales no solo protegerse de la lluvia sino también del calor extremo, adicional a eso se deben valorar constantemente los animales en busca de problemas respiratorios o problemas pódales, con el fin de atacarlos a tiempo.

“En épocas de lluvia es importante adicionar dietas más energéticas al animal, debido a que en condiciones de frío intenso, el ternero así lo requiere”, apuntó Mora.

Los terneros que están expuestos a exceso de lluvias pueden presentar problemas respiratorios debido al descenso de la temperatura, pero sobre todo por las variaciones climáticas, que llevan a temperaturas muy altas seguidas por temperaturas muy frías en cuestión de horas, sin permitir al tracto respiratorio adaptarse al cambio.

Entre tanto, cuando los terneros se enfrentan a condiciones de sequía extrema están expuestos a deficiencias alimenticias, deshidratación, problemas parasitarios, dermatitis.

Claves para prevenir enfermedades

Alexander Navas, recomendó que para prevenir las diferentes enfermedades de los animales en cualquier época del año se debe: suministrar una adecuada nutrición; dar manejo adecuado de planes de vacunación; mantener planes sanitarios adecuados para cada explotación; suministrar agua limpia; observar a diario a los animales; hacer una adecuada dosificación de los medicamentos; no realizar uso indiscriminado de medicamentos; tener una adecuada asistencia técnica; mantener una infraestructura adecuada y ajustada a las necesidades del productor; y realizar un adecuado manejo de plagas y enfermedades dentro de la explotación.

Las opiniones

Germán Alonso Prada 
Docente Universidad de la Salle 
“Se podría decir que la ganancia de peso de los animales sería mejor en épocas de invierno, ya que habría mayor cantidad de alimento”.

Hernando Florez Díaz
Investigador Ph.D. de Corpoica
“Los bovinos se comportan mejor en los rangos de temperatura y humedad ambiental que están dentro de la zona de confort del animal”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.