Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Una de las patologías que más puede afectar su ganado, especialmente si en sus predios la mayoría de los bovinos son de raza Gyr, es la otitis parasitaria bovina.

Esta enfermedad, de acuerdo con Germán Alonso Prada, Coordinador de la Maestría en Medicina Interna y Cirugía de Grandes, Programa de Medicina Veterinaria Universidad de La Salle, es causada por nemátodos del género Rhabditis. “Los factores que llevan a su presentación incluyen temperatura medio ambiental elevada, alta humedad, hacinamiento de los animales, alta concentración de materia fecal en descomposición o cualquier otro tipo de materia orgánica y contacto directo de un animal enfermo con uno sano”.

El género Rhabditis es un parásito que habita en zonas de bosque húmedo tropical.

Según Prada, las razas más sensibles o expuestas a la enfermedad son todas aquellas de pabellones auriculares amplios pero sinuosos o con orejas caídas, como la raza Gyr, dado que esto favorece la acumulación de cerumen, el aumento de temperatura y la alta humedad nivel del pabellón.

Así pues, la otitis parasitaria bovina, es una inflamación del oído con salida de material purulento a través del conducto auditivo externo, con un característico olor fétido y que lleva a estrechamiento del conducto auditivo, todo generado por la presencia de un parásito.

Por su parte, Wilson Francisco Díaz, director de la Facultad de Ciencias agropecuarias de la Universidad de Santander (Udes), explicó que no se sabe exactamente cuáles son las fuentes de contacto y se está tratando la enfermedad de manera local. “En Colombia todavía hay desconocimiento de la enfermedad, aún falta mucho por investigar, se han hecho tratamientos locales pero no se han manejado medidas preventivas”.

El experto indicó que este tipo de otitis en la raza Gyr causa pérdidas económicas bastante altas. “Cuando el animal sufre esta patología, generalmente pierde peso, no come, se desespera, hay presencia de sangrado y por tanto, se bajan los niveles de producción”, dijo Díaz.

Por otro lado, Mauricio Ortega, parasitólogo de la Universidad Nacional, indicó “según comunicaciones personales con personas que trabajan en el Magdalena Medio, en la zona de Puerto Salgar es muy frecuente que se presente la otitis parasitaria bovina”.

Medidas de prevención

 Prada, manifestó que, “si los animales viven en zonas de alta temperatura y humedad, se debe , como en cualquier predio bovino, mantener condiciones de aseo óptimas, potreros limpios y sin cúmulos de agua, corrales limpios y sin materia fecal acumulada en sus alrededores”.

Además, dijo que se debe tener una vigilancia clínica constante de los animales para detectar a tiempo cualquier patología que esté iniciando, incluyendo la otitis parasitaria bovina.

En cuanto al tratamiento que debe darse cuando se está presentando la enfermedad, según indicó Díaz, debido al desconocimiento que hay, suele manejarse con una mezcla de medicamentos como insecticidas y líquidos oleosos.

Hay dolor y material purulento

Según Germán Prada, los síntomas que presenta la enfermedad, “son la salida de material purulento fétido por el conducto auditivo externo, con prurito intenso que lleva a que el animal agite frecuentemente la cabeza de un lado a otro, y dolor a la palpación de la base de la oreja”. 

Las opiniones

Germán Alonso Prada
Coordinador Maestría Medicina Interna La Salle

“La otitis parasitaria bovina es causada por nemátodos del género Rhabditis, uno de los factores que llevan a que se presente es la temperatura elevada”.

Wilson Francisco Díaz
Decano Facultad Ciencias Agropecuarias Udes  
“la enfermedad es frecuente en el trópico bajo colombiano y causa pérdidas económicas bastante altas, porque el animal pierde peso”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.