Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Los perros y los gatos son animales evolutivamente carnívoros, por consiguiente su dieta tiene como base fundamental la proteína de origen animal, siendo esta fuente muy variada (bovinos, pollos, cordero, conejo, pavo).

Sin embargo, actualmente los alimentos concentrados son la principal forma de alimentación de las mascotas; pues según Cesar Augusto Cabrejo Saavedra, docente Universidad de La Salle, su formulación está hecha para suplir las necesidades nutricionales del animal (proteínas y minerales principalmente). “Inclusive estos alimentos se han diseñado para cada etapa de la vida de la mascota o mejor aún, pueden ser parte de la terapia en algunas enfermedades como en caso de enfermedad renal, hepática o cardiaca entre otras”.

El experto además manifestó que, la alimentación con comida casera no es recomendada. “Esta comida puede ser deficiente en sustancias vitales para el buen desarrollo y mantenimiento de una buena salud o peor aún puede llevar a intoxicaciones”, agregó Cabrejo.

La dieta debe depender de la etapa de vida y las enfermedades que padezca el animal.

“Preferiblemente se debe ser constante con el tipo de proteína, a menos, que una recomendación médica indique su cambio. Algunos pacientes pueden presentar episodios de heces blandas o diarrea debido al cambio de la dieta; probablemente se presenta porque su organismo y flora intestinal está acostumbrado a cierto tipo de alimento”, dijo Cabrejo.

De ahí que haya que consultar con un médico veterinario sobre cuál debe ser la alimentación más favorable y si es necesario cambiarla o no.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.