Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

En medio del Aislamiento Preventivo Obligatorio, los dueños de mascotas enfrentan el reto de velar por la salud de sus animales, que pueden estar acostumbrados a los espacios de socialización de los colegios y los parques. Por eso, y pensando que la cuarentena también puede generar episodios de ansiedad en las mascotas, es importante tener en cuenta una serie de recomendaciones y actividades, para hacer el encierro más llevadero.

Para Felipe Ramírez, experto en adiestramiento canino de Laika, esta es una oportunidad para que “los dueños refuercen ese sentimiento de pasar tiempo juntos y lo vivan como una excelente oportunidad para establecer vínculos fuertes, reforzar en la disciplina y ser muy creativos para pasar los días de aislamiento disfrutando con sus peludos”.

En ese sentido, Ramírez sugiere “utilizar mimos, jugar con él, calmarlo y darle mucha atención será lo ideal para que este entienda que están en un periodo de cuarentena y no pueden salir”, y propone cuatro actividades para fortalecer los vínculos con la mascota en casa.

Ejercicio de foco: es importante trabajar el aspecto cognitivo de los perros y, para ese fin, el ejercicio de foco es de gran utilidad. Ejemplo de esto es, por ejemplo, tomar en las manos y premio abrir los brazos, para recompensarlo cuando mire a los ojos, en lugar de a la comida. Este ejercicio sencillo es muy bueno para el desarrollo cognitivo del animal, el vínculo con su cuidador, la atención y la disciplina de trabajo del perro para recibir cosas a cambio.

Permanencias: son útiles para fortalecer la convivencia diaria con los animales. En este caso, hay que sentarse frente al perro con un poco de comida, decirle que se quede quieto y hacer una señal clara con la mano dando un paso hacia atrás, reforzando el comando y volviendo a premiarlo, para reforzar el comando de que se quede quieto.

Búsqueda: una vez consolidada la atención y permanencia, puede estimularse la actividad olfativa del perro para que busque comida o juguetes. Es importante, en este caso, usar variantes de olor para que tenga un espectro amplio.

Circuitos: para fortalecer el vinculo con la mascota a través del juego, y que el animal queme energía y adquiera nuevas habilidades, pueden hacerse circuitos dentro de la casa con mesas, sillas y otros objetos.

Finalmente, Ramírez concluye que “los perros se adaptan a las circunstancias de manera resiliente, a veces mucho más que los humanos. Lo importante es que como sus líderes seamos ejemplo de calma y adaptabilidad a la nueva situación”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.