Mascotas

Las técnicas para proteger a sus mascotas del ruido de la pólvora durante diciembre

Durante esta época, no se recomienda el uso de sedantes o tranquilizantes a base de acepromazina, ya que están contraindicados
Luis Miguel Rojas, periodista
Por:
Luis Miguel Rojas
15 de noviembre de 2023
Perro asustado
123RF

Se aproxima la época decembrina y, con ella, uno de los principales dolores de cabeza para los dueños de mascotas: la pólvora. Los niveles de estrés a los que muchos animales llegan debido al ruido de esta pueden desencadenar problemas graves para la salud de los animales e incluso su muerte. Ante esto, los expertos dan algunas recomendaciones que pueden ayudar a mitigar los efectos de este estrés.

Carolina Alaguna, médica veterinaria etóloga de CeVet, considera que es importante distinguir entre miedo y fobia. “El miedo no es una emoción negativa, porque nos permite sobrevivir en situaciones de peligro. Pero cuando este miedo es prolongado y genera sufrimiento se convierte en una fobia. A los animales que sienten fobia por el ruido de la pólvora no queda otra alternativa que tratarlos que con medicación zoopsiquiátrica. En esos casos, lo ideal es acudir a un médico veterinario etólogo, ojalá con tiempo, para buscar la medicación adecuada”.

Cuando no se trata de una fobia, sino de un miedo, donde hay una reacción adversa de la mascota hacia la pólvora pero no de manera desproporcionada, se puede hacer uso de terapias alternativas. “Cuando el animal está un poco aturdido por el sonido pero no está en peligro de un ataque de pánico o de ansiedad, se pueden buscar alternativas como las feromonas sintéticas, la aromaterapia, las esencias florales y los nutracéuticos, que pueden funcionar muy bien”.

Cómo prevenir el estrés por la pólvora
LR/ER

No obstante, la doctora fue enfática en afirmar que no se recomienda el uso de sedantes o tranquilizantes a base de acepromazina, ya que están contraindicados. “Productos como el Tranquilan, el Acedan y la valeriana, lo que hacen es actuar sobre la parte motora, pero no sobre la consciencia, por lo cual el animal sigue consciente de lo que está pasando, pero sin poderse mover”.

Para Ramiro Duarte, experto en comportamiento canino de la academia Educan, en estos casos se debe comenzar por la prevención. “Lo primero es darles a los animales un sitio seguro mientras el ambiente se calma. Generalmente ellos mismos buscan refugio, por lo que debemos permitirles que ellos mismos lo escojan. El acompañamiento es importante, pero de una manera tranquila, buscando dar alimento en los instantes en que se relajan”.

El experto también dijo que se puede llevar a cabo un proceso de desensibilización o habituación. “En la desensibilización podemos utilizar una grabación de pirotecnia con un volumen bajo y reproducirla en momentos agradables para el perro, como por ejemplo, el momento de comer o de jugar. La habituación es, por ejemplo, cuando el perro está amarrado o sujeto a una guaya y está sujeto a escuchar las detonaciones. En este caso no tiene otra alternativa que irse habituando”.

Así mismo, el profesional dijo que es importante no reforzar al perro en el momento en que está estresado, porque esto conlleva a que el animal tome este comportamiento como la salida apropiada, lo cual puede empeorar el problema y causar posteriormente comportamientos nocivos por parte de la mascota.

LOS CONTRASTES

  • Carolina AlagunaMédica veterinaria etóloga

    “No se recomienda el uso de tranquilizantes con base en acepromazina, porque actúan solo sobre la parte motora. y no sobre su conciencia”.

¿Qué hacer en la calle? “Cuando van paseando, si suena algún artefacto como la pólvora, es muy posible que tengan el impulso de salir corriendo, teniendo el riesgo de perderse de sus dueños”, dijo Enrique Zerda, experto en comportamiento animal.

Según el experto, los perros tienen un oído muy delicado. “Ellos detectan sonidos que nosotros no, ese tipo de estruendos para ellos muy fuertes. No solamente la pólvora, sonidos como los truenos y las tempestades también puede alterarles la conducta”.

Si no se trata, en algunos casos el impacto de estos sonidos puede desencadenar problemas de salud en el animal como pánico, ansiedad, náuseas, taquicardia, infartos, aturdimiento, entre otros.

Frente a esto se recomienda intentar calmarlos, puede ser “con música suave y relajante que permita que olvide el sonido de los fuegos artificiales”, aconsejó.

Para la época de fin de año, el experto recomendó siempre sacar a pasear las mascotas con lazo, así se evita que salgan corriendo cuando escuchen un artefacto en cercanías a su vivienda o el parque donde suele salir a pasear. Es clave al notar aluna sintomatología acudir al veterinario de confianza.

Aprenda a diferenciar entre miedo y fobia

Para lograr un tratamiento adecuado, es necesario diferenciar cuándo el animal siente miedo y cuándo fobia. El miedo se manifiesta en intranquilidad en la mascota, pero la fobia tiene síntomas como que camine de forma muy inquieta, que tiemble, salive o jade, aunque existen otro tipo de síntomas.

Beneficios LR Más

CONOZCA LOS BENEFICIOS EXCLUSIVOS PARA NUESTROS SUSCRIPTORES
SUSCRIBIRSE

MÁS CONTENIDO DE Mascotas