Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Para evitar pérdidas de producción en los cultivos agrícolas se están desarrollando diferentes tipos de bioinsumos. Estos tienen la ventaja de ser sostenibles, pues sus componentes son naturales. Además, implican menores costos respecto a los productos químicos convencionales.

Luis Ballesteros Umaña y Anahy Rodríguez Ovalle, jóvenes investigadores del programa de ingeniería biológica de la Universidad Nacional en la sede de la Paz, en Cesar, desarrollaron un bioinsumo a base de eucalipto y flor de neem. Este tiene el potencial de atacar las plagas de la roya y la broca en el cultivo de café.

"Principalmente, las plagas que más afectan al café y que dejan mayores pérdidas económicas son la roca y la broca. Con nuestro producto queremos combatir estas enfermedades con menos costos", comentó Luis Ballesteros Umaña, cocreador del producto.

Su desarrollo recibió el nombre de Azatol, este es una emulsión estable que se basa en las propiedades fungicidas e insecticidas de los compuestos orgánicos que los constituyen.

"Nuestro producto contiene ingredientes naturales, está conformado por aceite esencial de eucalipto y extractos en agua de flor de neem. Estos fueron escogidos, ya que tienen una alta distribución en nuestro departamento. Además, ya está científicamente comprobado que estos componentes tienen propiedades antifúngicas y antimicrobianas", dijo el investigador.

Uno de los factores diferenciadores de Azatol es el uso de la flor de neem, planta que tiene distribución en el departamento, pero se suele relegar. "En el municipio de la Paz, Cesar, el árbol crece bastante. Sin embargo, la gente desconoce su potencial, no se considera que tenga utilidad", indicó Ballesteros.

Además, esta propuesta no utiliza la química sintética, la cual contamina el medio ambiente. Por el contrario, los jóvenes investigadores utilizaron los productos naturales mediante técnicas de microencapsulación y nuevas tecnologías sostenibles.

La materia prima la obtuvieron por medio del método de destilación para el aceite esencial de eucalipto. Respecto al extracto de flor de neem, se maceró la planta en agua y se obtuvieron los compuestos disueltos en agua. Se manejó un proceso de ultrasonido para liberar aquellos residuos que quedaron en el material vegetal.

Azatol tiene el potencial de significar menores costos. "Actualmente los productos convencionales tienen un valor de entre $300.000 y $320.000 . Dado que nuestro producto es hecho con materia prima que se encuentra en el país, su fabricación puede realizarse en nuestro territorio, disminuyendo los costos", aseguró, El bioinsumo también sería una alternativa de control de plagas para cafés orgánicos y especiales, los cuales podrían lograr sellos verdes para ser comercializados.

Para seguir profundizando en el potencial de este desarrollo, la Universidad Nacional firmó un convenio con la Federación Nacional de Cafeteros. Con esto, se tiene proyectado realizar ensayos de campo en la granja experimental ubicada en el municipio de Pueblo Bello en el departamento del Cesar.

Cabe resaltar que el proyecto es dirigido por el profesor Diego Camilo Durán García, de la Unal Sede de La Paz. El trabajo se desarrolló en el marco del Semillero de Investigación en Bioprospección de Especies Vegetales y Bioinsumos. También se realizó en los Grupos de Investigación "Biodiversidad para la Sociedad" y "Zajuna jwa samu".

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.