Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Según Fedecafe, la tecnificación se lleva a cabo con un propósito nacional, donde más de la mitad de la caficultura colombiana está tecnificada y en variedades resistentes a la roya.

En el 2008 apenas se tenía el 21% del área en esas condiciones, con germinadores y almácigos a lo largo y ancho del país, lo que significa que el objetivo de la tecnificación está adelantándose con éxito, por todo el país cafetero y así lo demuestran las cifras a nivel departamental.

Algunas variedades tradicionales mantienen sus nichos de comercialización, pero que el grueso del Café de Colombia compite en segmentos y mercados que requieren mayor productividad.

Entonces el mercado de café es dinámico y la competencia se mantiene renovando y trabajando duro, Colombia no se está quedando atrás en esa carrera, por el contrario, la reconversión cafetera en Colombia va mucho más avanzado frente a la de otros países que también están experimentando ataques de roya.

El proceso de tecnificación de los cafetales comenzó en la década de 1970, con la introducción de la variedad Caturra y se consolidó en los 80, con la variedad Colombia que desarrolló Cenicafé.

Este centro está actualmente conformado por más de 1.500 técnicos y en donde se ha apoyado la investigación, con el que además se confirma que el proceso de tecnificación siempre ha existido.

Los desafíos que impone la variabilidad climática, con el fuerte invierno que se vivió durante los últimos tres años, ha llevado a la Federación a acelerar las metas de renovación y por supuesto de tecnificación cafetera.

Frente a los últimos avances sobre la tecnificación se debe resaltar el desarrollo de las variedades Castillo regionales, que busca que cada zona cafetera cuente con un café de la especie arábica con excelentes rendimientos, en términos de producción, pero adaptadas a las condiciones climáticas y medio ambientales propias de cada región.

Sin embargo, lo más importante es la dinámica de los programas de reconversión, por lo que a finales de septiembre el 51% de los cafetales, es decir que ya son resistentes a la roya, ha alcanzado significativamente el propósito de hacer de la caficultura colombiana, más adaptable a la variabilidad climática y de los pequeños cafeteros, productores más competitivos.

El avance en los sistemas de productividad del cultivo de café, para el beneficio del mismo, buscan entre otros la reducción del uso de agua y la contaminación, que han sido fundamentales en la forma de buscar la sostenibilidad y la productividad de una forma completa.

Próximamente, Fedecacao estará lanzando nuevas tecnologías para mejorar el cultivo, definidas como eco eficientes en este campo, que ayudarán a ahorrar y convertir en alto rendimiento la producción de cacao en el país.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.