Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

La industria del Caballo Criollo Colombiano, en promedio, mueve cerca de $5,4 billones al año, de acuerdo con la Federación Colombiana de Asociaciones Equinas (Fedequinas). En el marco de Agroexpo 2019 se lanzó Ekinus, unas herraduras en poliuretano que promete mejorar la calidad de vida de los equinos, pues al andar, el ejemplar reducirá el reflejo del paso en sus articulaciones. El material es de origen 100% alemán.

Felipe Rico, creador y CEO de Ekinus, habló con Agronegocios sobre esta herramienta y los beneficios que aporta al caballo.

¿En qué se diferencia Ekinus de las herraduras tradicionales?

En el beneficio para el caballo es porque reduce el impacto de la pata contra el suelo. La herradura tradicional le transmite completamente el impacto tanto al casco como a sus partes nobles. Cuando los equinos golpean fuertemente el suelo, todas las vibraciones que se producen van dañando los ligamentos, articulaciones, entre otro y justamente eso es lo que buscamos proteger en los caballos. Además le brindamos mayor seguridad al caballista, pues las herraduras son antideslizantes, de tal forma que cuando salen al pavimento o pisan las líneas de pintura, no van a correr riesgo alguno de caerse. Al usar estas herraduras los equinos van a tener mayor vida útil, que tengan confort, ellos también sienten. Un caballo contento mejora su bienestar.

LOS CONTRASTES

  • Javier Amaya Director Ejecutivo Fedequinas

    “Las herraduras en poliuretano no son nuevas, es algo que viene hace un tiempo en europa, estamos revisando sus beneficios para los equinos”.

¿Cómo es la instalación de estas herraduras?

Es de la forma tradicional, cualquier herrero está en la capacidad de ponerlas. También pueden hacerse pegadas, aunque estas son utilizadas con fines terapéuticos. Puede ser moldeada acorde a las necesidades del ejemplar. Tenemos varios diseños con fines ortopédicos pero nos enfocamos en la elaboración de herraduras para cabalgatas, caballos de deporte o de trabajo.

¿Y para competencias Grado A funcionan?

Esta clase de herradura no es permitida en pista, pero si el equino va a tener un entrenamiento de 30 días, por ejemplo, recomendamos que lo entrenen de 20 a 25 días con Ekinus para cuidarlo y cinco días antes de salir a pista le pongan las herraduras con las que debe competir para que se adapte. La herraduras que fabricamos son como unos tenis para los caballos.

¿Aún así existen diferentes tamaños?

Tenemos tres tamaños: de la talla 23 a la 26, 27 a la 30 y de la 31 a la 34. Todas las herraduras se moldean acorde al casco del caballo. Si se necesita con soporte de ranilla, se recorta un triángulo. Todas vienen con una alma metálica, eso permite darle una mejor fijación al casco y que el material perdure. Las herraduras pueden desmontarlas y volverlas a poner hasta cuatro veces, depende del uso que se les dé. Cuando llega hasta la platina, debe ser cambiada. El juego de cuatro herraduras va desde $120.000. Tenemos un caballo que las probó durante 40 días, recorriendo cerca de 160 kilómetros y las herraduras estaban en 30% de su uso. Calculamos que va a tener gran acogida en los caballos deportivos.

¿Cuál fue la inversión inicial?

De $100 millones, esperamos cerrar este año con $300 millones y mínimo 2.000 unidades vendidas.

Fedequinas investiga la nueva técnica
La Federación Colombiana de Asociaciones Equinas (Fedequinas), está investigando sobre los beneficios y/o consecuencias que traería para los caballos el uso de las herraduras hechas en poliuretano. Afirman que este material no es nuevo para la industria, ya ha sido utilizado en varios países de Europa. Sin embargo, quieren cerciorarse que al ser utilizado no sea perjudicial para la salud el equino, pues las extremidades del ejemplar podrían manifestar alteraciones si el material no es adecuado.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.