Tecnología

La Universidad del Rosario patenta una fórmula para proteger el cerebro de las abejas

Muchas de estas especies están perdiendo sus capacidades de aprendizaje debido a los insecticidas de síntesis química
Por:
Daniella P. Rodríguez
06 de febrero de 2024
Abeja en flor
Reuters

Unos investigadores de la Facultad de Ciencias Naturales de la Universidad del Rosario, en alianza con el Departamento de Neurociencia de la Universidad de Arizona de EE.UU. y con la participación de la Universidad Javeriana, patentaron una fórmula para proteger el cerebro de las abejas y otros polinizadores afectados por la exposición a insecticidas.

“Este avance se convierte en una piedra angular para la conservación de las cerca de 20.000 especies de abejas que existen en el mundo, en particular de las especies domesticadas”, dijo Andre Josafat Riveros, profesor de la Facultad de Ciencias Naturales de la Universidad del Rosario, quien lideró la investigación.

¿De qué están sufriendo las abejas?

El número de abejas y otros polinizadores ha venido disminuyendo en el planeta y muchas de estas especies están perdiendo sus capacidades de aprendizaje debido a los insecticidas de síntesis química. Entre las alteraciones a los polinizadores por los insecticidas están la pérdida de memoria y dificultad de aprendizaje, la disminución de la capacidad para la toma de decisiones, la disminución de las habilidades motoras y la capacidad de enfrentar enfermedades.

“En otras palabras, tienes a una abeja que no sabe dónde están las flores, que si llega a ellas tal vez no recuerde en qué lugar está la colmena, sin suficiente fuerza para moverse entre las flores de manera eficiente y que no se pueda defender si se encuentra con virus u otros patógenos”, dijo el investigador, al resaltar que “la fórmula que desarrollamos disminuye esas alteraciones en las abejas y otros polinizadores”.

Esto, se convierte en el primer invento con protección de propiedad intelectual internacional de la Universidad del Rosario.

¿Qué tipos de moléculas de la agricultura afectan a las polinizadoras?

Dos de los causantes de estas afecciones son el fipronil y el imidacloprid, neurotóxicos muy comunes en la agricultura. El fipronil induce hiperexcitación neuronal y provoca alteraciones motoras, así como la pérdida de la retención de la memoria en las abejas. Por su parte, el imidacloprid daña el aprendizaje, la memoria, el control motor y la sensibilidad sensorial de los polinizadores, incluso en concentraciones muy bajas.

Para contrarrestar estos efectos, los investigadores buscaron una solución para blindar a las abejas y centraron su atención en los flavonoides, una serie de metabolitos secundarios derivados de las plantas que poseen propiedades protectoras, antioxidantes y antiinflamatorias, entre otras.

¿Cómo se aplica la fórmula a las abejas?

Este suplemento es una mezcla precisa de moléculas. Utilizan lo que los apicultores llaman “tortas”, que son una mezcla de polen, miel o jarabes combinados con el suplemento. Una vez que las abejas lo consumen, comienzan a desarrollar protección en pocos días, lo que tiene un impacto significativo en su supervivencia. Además, esta es evidencia de la importancia de la conservación de la diversidad de plantas, anotó.

Beneficios LR Más

CONOZCA LOS BENEFICIOS EXCLUSIVOS PARA PARA NUESTROS SUSCRIPTORES
SUSCRIBIRSE

MÁS CONTENIDO DE Tecnología