Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Los arroceros están en crisis, y su inconformidad es tal que convocaron a un paro, que no se hizo, para el pasado 25 de abril. Ante la amenaza, el ministro de Agricultura, Juan Guillermo Zuluaga, se reunió con las dignidades arroceras, la Federación Nacional de Arroceros (Fedearroz) y los gobernadores de ocho departamentos. En los encuentros, entre otros temas, se está pactando un precio mínimo, como lo señalan varios gobernadores.

Esto, debido a que el principal problema que tienen los productores es la caída en el precio, que se explica por dos factores: la importación del grano y una sobreoferta de los cultivadores nacionales.

Desde que el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo tomó la decisión de importar arroz procedente de Ecuador, los productores del grano han manifestado su molestia, ya que el precio del producto en el país vecino es inferior, y su compra afectaría directa e indirectamente a más de 500.000 familias que viven de esta actividad.

A esto se le suma que los arroceros, en especial el gremio del Tolima liderado por la Asociación de Usuarios del Distrito de Adecuación de Tierras de Gran Escala del Río Saldaña (Usosaldaña), señalan que el precio de venta del grano ha disminuido considerablemente porque la falta de planificación del Gobierno condujo a que las áreas de cultivo de arroz aumentaran a niveles históricos.
Según cifras de Usosaldaña, en el país se pasaron de 375.000 hectáreas en 2015 a 590.000 hectáreas en 2017.

Para superar la crisis, desde el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural se han buscado nuevos mercados a los que se pueda exportar el arroz colombiano. De hecho, hace un par de semanas se vendió a Canadá la primera tonelada del cereal.

Además de eso, según fuentes del Ministerio de Agricultura, en los encuentros con productores se estableció una hoja de ruta para trabajar la resolución de apoyo a la producción, normas de calidad y laboratorios y el tema de comercio exterior.

Respecto a si el acuerdo al que llegaron es la fijación del precio de compra por parte de los industriales y marcas del grano, tanto el Ministerio de Agricultura, como Fedearroz y la Cámara Induarroz de la Andi, dijeron que por el momento no se pronunciarían porque los involucrados siguen en medio de negociaciones.

Sin embargo, Carlos Julio González, gobernador del Huila y presidente de la Federación Nacional de Departamentos, explicó que “se trabajó puntualmente una resolución de precios del arroz que será algo importante. También los temas del apoyo al productor”.

El gobernador de Arauca, Ricardo Alvarado, indicó tras la reunión que “solicitamos que en el nuevo acto administrativo que se va a expedir para regulación de precios, se fijen unas tarifas mínimas que le garanticen al departamento productor un precio que no oscile de acuerdo con la posición dominante del comercializador, sino que se calcule sobre el promedio histórico de los últimos 36 meses”.

Con esto, surge preocupación en otros eslabones de la cadena arrocera por un posible aumento del precio final del grano.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.