Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

“Entre enero y noviembre de 2014 las hectáreas aseguradas incrementaron 86% con respecto a 2013, pasando de 64.220 a 119.334 hectáreas, siendo los productores de arroz, banano, plantaciones forestales, maíz, caña de azúcar, soya, algodón y papa los principales usuarios. Para lograr lo anterior se pagó un incentivo por más de $26.000 millones”, afirmó, Luis Eduardo Gómez Álvarez, presidente de Finagro.

Así las cosas, el seguro agropecuario es una herramienta de protección ante riesgos climáticos, debido a que la actividad agropecuaria conlleva diferentes tipos de riesgos sobre los cuales un productor agropecuario no tiene control.
Para acceder a este tipo de pólizas es importante que el productor sepa que debe acercarse a alguna de las entidades aseguradoras que actualmente ofrecen el seguro agropecuario como Mapfre, Suramericana, La Previsora, Seguros Bolívar y Allianz.

Francisco Majos, senior vice President de Swiss Re, explicó que las tierras se pueden asegurarse en dos modalidades. “La primera es planta viva y la segunda un rendimiento mínimo de producción. Se hace a través de productos tradicionales de seguro que cubren a los productores de riesgo”.

Hay unos valores máximos de seguro por hectárea establecido por el Gobierno nacional, entre ellos están: los cultivos de ciclo corto vegetativo que tienen un tope de $14 millones, cultivos de mediano y tardío rendimiento con seguros hasta $20 millones, las plantaciones forestales ueden asegurarse desde $8 millones y otros cultivos con costos por hectárea cada año superiores a $20 millones, tienen un tope de $100 millones.

Ahora bien, de acuerdo con Finagro las actividades pasturas, pecuarias, silviculturales, silvopastoriales y piscícolas no tienen unos topes de precio establecidos.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.