Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

La Corporación Técnica para el Desarrollo del Pacífico (Cortepaz), una organización de pequeños productores ubicada en la vereda San Luis Robles en Tumaco (Nariño), logró aumentar el precio de venta de su grano de cacao en 15 % gracias al incremento de los índices de calidad del producto.

Lo anterior es resultado del esfuerzo conjunto de los cacaoteros y el Centro de Comercio Internacional (ITC) a través del proyecto “Colombia Puede: paz y unidad a través del desarrollo productivo y el comercio”, una iniciativa financiada por la Unión Europea, a través del Fondo Europeo para la Paz.

Gracias al proyecto, los productores de Cortepaz lograron perfeccionar los procesos de fermentación, secado, clasificación y empaque del cacao, lo cual ayuda a preservar las propiedades de un cacao fino y de aroma especial.

Con el objetivo de mejorar los procesos de pos cosecha, el ITC realizó mejoras físicas en las centrales de beneficio y acopio de la asociación. Se reconstruyó un área de secado natural de 221 m2, con capacidad de 5 toneladas métricas de cacao. Adicionalmente, los agricultores han participado en varios programas de capacitación personalizada con el objetivo de perfeccionar las técnicas de cosecha y poscosecha.

“El secado del cacao en el piso y a la intemperie significa exponer el producto a las inclemencias del tiempo, los animales y demás situaciones de riesgo, lo cual perjudica su calidad. Por eso, gracias a las nuevas instalaciones podremos garantizar un grano bien fermentado, seco y limpio que beneficiará a la organización y a todos lo que hacen parte de ella”, dice Rubén Lasso, productor de cacao y gerente de Cortepaz.

La compañía “Cacao Hunters”, cliente de Cortepaz, resaltó que durante el último trimestre, las cualidades organolépticas del grano mejoraron notablemente. El sabor amargo y la astringencia, características intrínsecas de las almendras de cacao, permitieron determinar que el producto aumentó su calidad.

“Teniendo en cuenta los últimos reportes, evidenciamos que las mejoras en infraestructura y manejo adecuado del centro impactan positivamente en la calidad. Esto nos permitirá desarrollar un buen chocolate libre de sabores secundarios y beneficiará a muchas familias cacaoteras quienes recibirán un incremento en el precio del producto”, señaló Edilmer Figueroa, líder de suministro de “Cacao Hunters”.

El resultado de este logro se verá reflejado en los ingresos de 200 productores asociados a Cortepaz, quienes recibirán $3.000 pesos colombianos adicionales por kilo de cacao comercializado listo para procesar. La siguiente apuesta de la organización será conquistar a las nuevas generaciones para que éstas vean en el campo una alternativa de negocio.

Durante el último semestre, el proyecto Colombia PUEDE ha intensificado sus esfuerzos para que los cacaoteros de los municipios de Tumaco y Policarpa alcancen los requerimientos de calidad y volumen que demandan sus clientes. Para ello, se han realizado inversiones por más de US$140 millones en infraestructura, equipos, herramientas y maquinaria.

De la mano de estas inversiones, el proyecto desarrolla programas de capacitación con las organizaciones beneficiarias para fortalecer su manejo financiero, productivo, comercial y comunicacional.

“Como organización seguiremos trabajando para que nuestro cacao sea uno de los mejores en el mercado nacional e internacional. Agradezco al proyecto Colombia Puede, a la Unión Europea y al ITC quienes nos apoyaron para alcanzar este reconocimiento que beneficiará las familias cacaoteras de Cortepaz” concluyó Rubén.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.