Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

El sector cacaotero de Colombia viene presentando en los últimos años un crecimiento importante, no solo en la producción sino también en las ventas hacia el exterior. Por ello, se está convirtiendo en el foco de importantes inversiones por parte del Gobierno Nacional, así como una alternativa cada vez más viable para la economía de las familias colombianas.

“Hace 13 años, nosotros solamente exportábamos 1.000 toneladas (t) de cacao, mientras que las importaciones eran de alrededor de 12.000t. Hoy en día exportamos por encima de 11.000t de cacao en grano y unas 14.000t de productos semielaborados y elaborados, lo que ha significado un desarrollo bastante importante”, expresó Eduard Baquero, presidente de la Federación Nacional de Cacaoteros (Fedecacao).

De acuerdo con las cifras de la plataforma oficial de consulta estadística de Colombia Productiva (Maro), Colombia exportó el año pasado 31.528t de cacao, que dejaron ingresos por un valor de US$109, 9 millones.

Y en 2021, las cifras hasta agosto muestran que el país ya ha vendido al exterior 23.767t, que suman otros US$80,3 millones.

Antioquia es, en este escenario de comercialización externa, el departamento con mejores números al registrar US$36,2 millones vendidos en lo que va corrido del año hasta agosto. Bogotá (US$18,5 millones), Santander (US$13,2 millones) y Valle del Cauca (US$6,2 millones) son los que le siguen de cerca.

Hoy, Colombia está exportando este producto a más de 75 países, llegando en mayor volumen a los mercados de México, Estados Unidos y Ecuador, que en 2020 alcanzaron ventas por US$27,2 millones, US$15,8 millones y US$11,6 millones, respectivamente.

“Dentro del universo agropecuario, el cacao es un cultivo del cual derivan su sustento más de 52.000 familias en todo el territorio colombiano”, comentó Jorge Bedoya, presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC).

El sector del cacao genera, además, empleo a 165.000 personas en 422 municipios de 27 departamentos del país, y se calcula que en todo el territorio los cultivos de este producto llegan a completar las 188.000 hectáreas (ha).

Pero si algo hay que destacar en la actualidad, es que este cultivo tiene la peculiaridad de que se está convirtiendo en uno de los más activos como opción alternativa en los programas de sustitución de cultivos ilícitos que fueron planteados en los acuerdos de paz con las Farc.

“Podemos decir que el cultivo de cacao es la primera opción para los desmovilizados y la sustitución de cultivos ilícitos. De más de 183.000 hectáreas que tenemos en Colombia destinadas al cacao, 25.000 eran anteriormente cultivos ilícitos y buena parte de esas familias estaban en actividades no lícitas”, anotó el presidente de Fedecacao.

En abril de este año, el Gobierno Nacional invirtió, en el marco de su política de Paz con Legalidad, $11.553 millones para sustituir cultivos ilícitos por cacao, beneficiando así a 1.070 familias. El 60,4% de ellas en el departamento de Antioquia, en municipios como Briceño, Cáceres y Tarazá.

La producción

En términos de producción, los datos del sector también son muy alentadores y reflejan los incrementos que se han venido teniendo a lo largo de estos últimos años en el país.

Mientras que hace 13 años Colombia producía 33.000t de cacao en grano, hoy en día casi que se dobla la cifra, pues según la información oficial, la actividad está produciendo 63.400t.

Bedoya, de la SAC, explica en ese sentido que, si solamente se compara el primer semestre de 2021 con el mismo periodo de 2020, la producción viene presentando un crecimiento de más del 11%, lo que “refleja la importancia que tiene el universo agropecuario”.

Colombia, además de enfocarse hoy en la producción y venta de cacao en grano, también está muy fortalecida en cuanto a la oferta de productos elaborados y semielaborados, como el licor de cacao y las cocoas, que no corresponden a la categoría de materia prima. En términos generales de producción, cabe destacar que Santander es el principal productor, con una participación de 41% a nivel nacional.

Para los expertos, el interés de los mercados internacionales en este producto va de la mano de la calidad del cacao colombiano, destacado en todas las ferias internacionales; como el Salón del Chocolate en París, donde ha sido galardonado por su calidad, atrayendo compradores de Italia, Bélgica, Holanda, Argentina y Alemania, entre otros.

El buen momento del cacao hizo que recientemente el Congreso de la República aprobara el proyecto de ley que busca la adhesión de Colombia a la Organización Internacional del Cacao, lo que traería incrementos en producción y ventas.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.