Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

­La cría del mojojoy se desarrolla como una manera de protección hacia la palma conocida como canaguncho o árbol de aguaje. Los indígenas cortan palmas viejas y las dejan a la interperie para que el gorgojo llegue y ponga sus larvas. En la superficie de la palma, las larvas se alimentan y crecen, en dos o tres meses se desarrollan y están listas para el consumo. El mojojoy hace parte de la dieta de las comunidades indígenas de la cuenca amazónica.

Según la FAO, este producto contiene elevados niveles de ácidos grasos y poseen fibra y micronutrientes como cobre, hierro, magnesio, fósforo, manganeso, selenio y zinc; por esto se perfila como una alternativa de alimento sostenible altamente benéfico.

El mojojoy se alimenta de una palma prehistórica llamada canaguncho o árbol de aguaje, "hay muchas leyendas sobre esta palma, una de ellas es que el canaguncho es la propia boa negra convertida en palma", comentó Wilson Torres, chef experto en gastronomía amazónica. La razón de este mito es que esta palma normalmente se encuentra en ecosistemas como lagos o manglares, donde hay muchas serpientes.

Su consumo es típico de la mayoría de etnias indígenas de la cuenca amazónica. Es decir, abarca las zonas de Colombia, Brasil, Guyana, Surinam, entre otros países. Según Torres, el mojojoy es un producto difícil de conseguir en Leticia, pues su cría en exceso puede afectar el medio ambiente, poco a poco se está relegando como un alimento para el turismo exótico.

"Su cría se maneja cortando las palmas más viejas para luego trosearlas, los índigenas las guardan en su maloka para luego sacarlas a la interperie", dijo. El gorgojo del canaguncho deja sus larvas, allí estos se alimentan y crecen. El mojojoy o larva se demora de dos a tres meses para estar en un tamaño óptimo para el consumo.

Al utilizar las palmas viejas, los indígenas protegen este cultivo, pues así aseguran que el gorgojo no genere daños en aquellas palmas sanas. La larva come solo el interior del aguaje, y así adquiere todas las bondades nutricionales del mismo. "El mojojoy en su etapa de larva es 80% aceite de palma", explicó.

Aunque las comunidades lo siguen consumiendo, para los leticianos actualmente es más difícil acceder a este y debido a sus altos costos, se esta perdiendo su importancia en la dieta. Dado al interés que genera en la gastronomía exótica, ya se han realizado varias recetas con este como ingrediente. Sin embargo, normalmente se consume asado en hoja de caraná o sofreído con fariña. "Los indígenas tradicionalmente hacen sopas o ajís con mojojoy", finalizó

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.